ACTUALIDAD NACIONAL

Elisa Loncon realizó el último discurso como presidenta de la Convención Constitucional

La CC es “el órgano institucional más transversal de nuestro sistema político”, destacó la académica.

La saliente presidenta de la Convención Constitucional (CC), Elisa Loncon, desarrolló un emotivo discurso de despedida, en el marco de la elección de una nueva mesa directiva del órgano encargado de la redacción de la próxima Constitución.

Tanto Loncon como el vicepresidente de la CC, Jaime Bassa, concluyen en esta jornada sus labores tras seis meses del inicio de esta instancia, la cual comenzó el 04 de julio de 2021.

La académica mapuche comenzó haciendo un repaso sobre el proceso que lideró y recalcó la importancia que han tenido distintas instituciones y poderes del Estado.

“Hace seis meses comenzó una extraña historia para los 200 años de Chile, una extraña historia que hoy es verosímil, que hoy es muy real, una historia que de tanto habitarla política y amorosamente ya no es extraña, por el contrario, es factible, llana, realizable”, comenzó Loncon.

Asimismo dijo que la Convención Constitucional “es con toda seguridad el órgano institucional más transversal de nuestro sistema político, camina y recorre ideas y territorios”.

Enseguida comentó que “una mujer mapuche puede gobernar una institución que marca los destinos del país. Este es un hecho cultural y político sin precedentes en la historia de nuestra comunidad política, habla de un país paritario”.

“Que hermoso que lo extraño hoy se vuelva familiar, que lo que parecía sorprendente se vuelva convencional, porque esa extrañeza era desconocimiento y distancia con el país real, con el Chile profundo. Que una mujer indígena gobernara era extraño porque nuestras distancias eran radicales. Hoy estamos más cerca y esta heterogeneidad democrática que somos nos es familiar, cercana, profundamente existente. Después de tanto caminar nos estamos encontrando”, sostuvo la académica.

No obstante, Loncon puso énfasis en las dificultades propias de la constitución de una nueva institucionalidad: “tuvimos que lidiar con mezquindades de parte del poder constituido. A pesar de ser un mandato constitucional, el gobierno saliente fue un obstáculo, sobre todo en los primeros meses”.

Por otro lado, se refirió al conflicto en La Araucanía: “el diálogo entre pueblos es el único camino que tenemos para solucionar nuestros conflictos históricos. Y en esta testera pienso en Wallmapu y en las oportunidades que se abren para construir un diálogo político para conversar democráticamente de nuestras heridas y buscar sanarlas, sobre la base de nuestros derechos colectivos, culturales y territoriales”.

Finalmente, agradeció a todas las personas que se han involucrado en el proceso constituyente, a lo que planteó: “nos quedan seis meses, sigamos escuchando, dialogando y profundizando la democracia en este hermoso camino que nos tiene elaborando una nueva guía de ruta para la sociedad”. CHH