ACTUALIDAD NACIONAL

Francisco Solar admite que envió bomba al exministro Hinzpeter

El imputado se encuentra en prisión desde el 2020 a la espera de su juicio oral.

Esta mañana, se dio a conocer el testimonio de Francisco Solar, anarquista que reconoció haber enviado un artefacto explosivo a la oficina del exministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

El hecho ocurrió el 25 de mayo del año 2019, cuando un paquete con medio kilo de dinamita llegó a hasta el despacho de Hinzpeter ubicado en Las Condes, por suerte, este logró ser interceptado por el Gope de Carabineros.

Según la información entregada durante esta mañana por el medio La Tercera, el imputado declaró que envió un artefacto explosivo al exministro del Interior en forma de “venganza contra personas ligadas a la represión y al poder empresarial”.

Esta no era la primera vez que el anarquista participaba en el envío o colocación de bombas, ya que durante el 2011 fue uno de los principales sospechosos del Caso Bomba I, el cual no tuvo culpables.

Sin embargo, en 2013 si fue condenado por los tribunales españoles bajo los cargos de colocación de artefactos explosivos en la Basílica Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza, España.

Caso Hinzpeter

Respecto al caso ocurrido en 2019, Solar detalló en su declaración que “Hinzpeter había sido ministro del Interior del primer gobierno de (Sebastián) Piñera, dejando una estela de represión que será difícil de dejar de recordar. Reprimió duramente las movilizaciones sociales y estudiantiles, intentando levantar una ley marcada por prohibiciones de todo tipo, conocido como la Ley Hinzpeter”.

Asimismo, agregó que, durante su periodo como jefe de la cartera del Interior, había sido el “responsable político” de la muerte de Manuel Gutiérrez, estudiante de 16 años que falleció de un disparo mientras presenciaba una manifestación en Macul, Santiago.

Como ministro del Interior fue responsable político del asesinato del joven Manuel Gutiérrez, reprimió duramente las movilizaciones sociales de Aysén y de Freirina, militarizó el territorio mapuche, lo que provocó cientos de heridos, muchos de ellos niños e innumerables presos”, agregó.

¿Cómo se planeó?

“Fui a ver al edificio Itaú a ver su flujo de gente, la gente que entraba, que salía; intenté ingresar al piso 14, donde estaban las oficinas del Grupo Quiñenco y no pude por los férreos controles existentes en la entrada (…) por lo que pensé que lo mejor sería enviar una encomienda explosiva dirigida a la oficina de Rodrigo Hinzpeter, para asegurarme que él fuera quien abriera el paquete”, detalló Solar respecto al plan que llevaría a cabo el 25 de mayo del 2019.

Además, puntualizó que como anarquista no realizan acciones indiscriminadamente, sino que apuntan a objetivos claros que representan la opresión.

“Los ataques indiscriminados nunca han sido parte de la práctica anarquista, nuestros objetivos son claramente definidos y apuntan a los responsables de la opresión y la represión. Como mi intención era realizar una acción de envergadura (…) decidí utilizar dinamita”, recalcó.

Actualmente, Francisco Solar encuentra en prisión desde el 24 de julio del 2020 a la espera del juicio oral. CHH