ACTUALIDAD NACIONAL

Gobernabilidad, DD.HH y situación en La Araucanía: Los temas que marcaron el último debate de Chile Vamos

También hubo tensión en temas de matrimonio igualitario, zonas francas y financiamiento de campaña.

La noche de ayer, se llevó a cabo el debate presidencial de Chile Vamos de cara a las primarias del próximo domingo 18 de julio, donde se enfrentaron las cuatro cartas del oficialismo: El ex ministro de Hacienda, Ignacio Briones (Evópoli), el ex ministro de Defensa, Mario Desbordes (RN), el también ex ministro y ex presidente de BancoEstado Sebastián Sichel (IND) y el saliente alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI).

Los principales tópicos del debate fueron en torno a gobernabilidad, definiciones sobre La Araucanía, medioambiente, agenda valórica, y género.

Los candidatos no mostraron mayores diferencias en sus intervenciones, aunque sí discreparon en algunos puntos, como en el futuro del penal Punta Peuco, pues al ser consultados si lo cerrarían por el periodista Daniel Matamala, solo Briones y Sichel asintieron, mientras que Desbordes respondió que “no existen razones técnicas para cerrar el penal” y Lavín se mantuvo en silencio.

También destacaron en el diálogo opiniones sobre la situación en La Araucanía, en referencia también al ataque registrado el viernes por la CAM que terminó con un integrante del grupo fallecido y un trabajador de la empresa Forestal Mininco en riesgo vital. En este momento, la pregunta fue sobre si el gobierno de Sebastián Piñera había fracasado en manejar lo que está ocurriendo en el sector, y todos los candidatos tuvieron respuestas afirmativas.

Por su parte, Lavín afirmó que el Gobierno “sin duda fracasó”, argumentando que “en La Araucanía no hay estado de derecho ya desde hace tiempo, ahora ha quedado más claro, hay personas como (el líder de la CAM) Héctor Llaitul que hablan de actos de sabotaje, pero que son actos terroristas, hay personas encapuchadas que llegan con fusiles M-16″.

Asimismo, Briones llevó al fracaso a un tema también a nivel de Estado: “acá el Estado ha fracasado, y han fracasado muchos gobiernos, todos los gobiernos, porque el mandato primero del Estado es proteger la integridad física, la integridad, y asegurar la paz social”.

Por su parte, Desbordes comentó que “las fallas son evidentes: en primer lugar, tenemos pendientes ’100′ compromisos con los pueblos originarios, sin cumplir, y eso alimenta el discurso de los grupos más violentos”. En esa línea, aseguró que “hay que, de una vez por todas, cumplir los compromisos sociales, culturales y políticos, y a este otro grupo enfrentarlo con todas las herramientas del estado de derecho”.

Finalmente, Sichel respondió que “acá hemos fracasado como clase política, y lo quiero decir abiertamente, incluso al mundo de izquierda que alguna vez compartí como una persona de centro, que ha sido tenue en condenar la violencia, en llamar esto terrorismo, en acompañar medidas extraordinarias, incluso el estado de sitio, si es necesario”.

Gobernabilidad

También la gobernabilidad fue otro de los temas a discutir, sobre todo considerando la crisis que atraviesa la derecha en materia de gobierno, y en cuanto al número de integrantes que tiene en la convención constitucional, donde se encontrarían más bien aislados.

Al respecto, Mario Desbordes indicó que “al escuchar la pregunta a mí me queda la sensación de que al otro lado tenemos coaliciones ordenadas, que garantizan gobernabilidad, etc. Tenemos una centro izquierda que no es capaz siquiera de ir a una primaria, tenemos una izquierda (Daniel Jadue y Gabriel Boric) que se dicen puras bellezas acá y después en el día de hoy uno (Jadue) le dice al otro (Boric) que los presos están presos por culpa de él”.

En tanto, Lavín defendió un gobierno que supere la diferencia derecha-izquierda, señalando que “desde mi sector el objetivo ha ser expandir las fronteras hacia el centro, creo que los gobiernos clásicos de derecha o izquierda ya no conducen a nada, están empatados y terminan a cero, y pienso que el próximo gobierno va a ser un nuevo ciclo, no va a ser de continuidad, vamos a tener una nueva Constitución (…), por lo que va a tener que ser un gobierno de acuerdos, flexible y más transversal”.

Junto con esto, Ignacio Briones destacó que “la gobernabilidad acá es clave, porque lo que viene no son los próximos cuatro años son los próximos 30, por lo que los primeros 4 van a marcar la hoja de ruta, por lo que se requiere tender puentes, eso significa, respetar las reglas”. Ahí instó a Mario Desbordes y a Joaquín Lavín a “disciplinar a sus parlamentarios, y que no sigan rompiendo las reglas”, argumentando que apoyaron un proyecto de ley inconstitucional, como lo fue el retiro del 10% de las AFP.

Asimismo, Sichel destacó la transversalidad de su programa político, señalando que “en la misma mesa del programa hay senadores desde la UDI hasta exministros de la Concertación, pasando por gente de Renovación Nacional y por cientos de independientes, lo que demuestra una capacidad de hacer política de manera transversal que rompa el ciclo”.

Matrimonio igualitario 

Sobre el tema del aborto, uno de los momentos de mayor tensión se registró cuando la periodista Constanza Santa María le preguntó a Lavín por qué considera que las parejas del mismo sexo no pueden adoptar. Sobre esto, respondió que “yo tengo una concepción cristiana (…), creo en el matrimonio entre el hombre y la mujer”.

Y siguió, “para mí no es una discriminación, porque son instituciones distintas, una es una institución entre un hombre y mujer, destinado a la procreación, y otra que regula afectos y que regula también situaciones como derecho de salud, herencia y también la posibilidad de adoptar hijos”. Aunque, aseguró que “si soy presidente voy a aceptar lo que el Congreso decida”.

No obstante, no mostró la misma alternativa para el proyecto del aborto, señalando que “haré lo posible para que no se pueda”.

Preguntas cruzadas

En esta sección del debate resaltó cuando Sichel cuestionó a Lavín por haber apoyado el trabajo de Jadue en una actividad en Recoleta del año 2018 y por haber señalado que “tampoco diría que el Partido Comunista es de extrema izquierda”, a lo que el exedil respondió afirmando que “ser adversario de una persona no significa encontrarle todo malo. Rescato en Daniel Jadue el haber iniciado en Chile las farmacias populares, pero si quiero decir que el programa de Daniel Jadue obviamente que es de extrema izquierda”.

También hubo roces entre Briones y Sichel, cuando este último le consultó sobre un informe que el exministro de Hacienda encargó donde proponía evaluar las exenciones de impuestos y franquicias en zonas francas. En ese sentido, le consultó si apoyaría la creación de otras zonas francas.

Al respecto, Briones afirmó que “en primer lugar el informe dice ‘evaluar’ el impacto de esas zonas francas, me parece de suyo evidente, para quien aspira a dirigir el país, que las cosas hay que evaluarlas para ver en la marcha si están cumpliendo los objetivos y si las cosas se pueden hacer mejor”.

Tras esto, cuestionó a Sichel, señalando: “como tu conoces tanto la zona franca de Iquique supongo que sabrás cuánto vende esa zona franca”. Sichel contestó: “Estoy preguntando yo”, a lo que Briones le indicó: “Ah, no tienes la respuesta, perfecto”.

También destacó la pregunta que hizo Briones a Lavín, donde los cuestionó por  su propuesta de financiar políticas de su programa con un mayor precio del cobre. En esa instancia, el exministro de Hacienda afirmó que le “encantaría tener la bola de cristal” del exalcalde, argumentando que no hay cómo saber si finalmente subirá el precio del cobre, y, por tanto, se podrán financiar los proyectos que propone el exalcalde de Las Condes. CHH