ACTUALIDAD LOCAL

Habla víctima de doble encerrona: Padre e hijo fueron asaltados por banda de adolescentes

‘Señaló la gente de la autopista que esto está pasando unas tres veces al día’, dijo el vecino de Chicureo.

Era una noche normal para la familia de Guido, pero todo cambió drásticamente. En cosa de solo minutos, la vida de él y la de su hijo se vieron en peligro, luego de que ambos sufrieran el robo de sus automóviles siendo encañonados por una banda de asaltantes adolescentes, que en ningún caso sobrepasarían los 14 años de edad. Las encerronas siguen ocurriendo en las inmediaciones de Chicureo.

Durante el último tiempo, el tema de las “encerronas” ha encendido las alarmas en la comunidad de Chicureo. Diversos vecinos han denunciado robos e intentos de asaltos bajo esta técnica que deja con pocas opciones a las víctimas a la hora de enfrentarse a una situación así.

Las autoridades ya habían tomado medidas en la ya famosa salida “7-b”( Salida desde Vespucio Norte hacia Los Libertadores) donde proliferaban este tipo de delitos. Personal de Carabineros, seguridad ciudadana y el plan nocturno de la institución con un helicóptero, sumaron esfuerzos por eliminar el delito ahí. Sin embargo, las encerronas se trasladaron unos metros más allá, hacia el trébol de Vespucio Norte con la Ruta 5.

Guido, después de una semana, decidió contar su historia y cómo ocurrieron los hechos la noche del martes pasado. Él estaba en su casa y su hijo de 23 años iba camino al hogar, cuando eran cerca de las 11 de la noche. El joven viajaba en un Volkswagen Bora.

“Venía por Vespucio Norte hacia el oriente y se metió por la Ruta 5 hacia el norte. Entonces, ahí abajo hay una oreja que está en una construcción provisoria. Parece que en el cruce hay un proyecto que está detenido y dejaron una solución provisoria muy mala. Entonces venía un auto chico delante de él, y en la parte más angosta de la oreja frenó en seco, y mi hijo alcanzó a frenar, pero cuando terminó de frenar ya tenía a 4 niños de 12 a 13 años, todos apuntándole con pistolas”, afirmó el hombre.

Comenta que su hijo “se bajó y les entregó todo, no opuso resistencia. Eran niños chicos, no le pegaron, pero sí andaban con pistolas grandotas. Ahí se llevaron el auto, la billetera y su celular. Lo dejaron ahí. También dejaron el auto en el que andaban, un Kia rojo y lo dejaron abandonado. Atrás venía un camión y vio esto y lo ayudó y le prestó un teléfono para que llamara”.

Fue a ayudar a su hijo y terminó siendo víctima también

Guido tomó rápidamente las llaves de su BMW 500 y condujo hasta el lugar, al cual le costó llegar debido al nerviosismo y a la confusión que sintió cuando su hijo le comentó lo que había ocurrido. Tras media hora de búsqueda, logró dar con el joven. “Cuando lo encontré estaba el auto chico con dos camionetas de asistencia de autopista, que habían puesto unos conos y habían movido el auto chico para que pasaran los demás vehículos”.

Comenta que la gente de la autopista le manifestó que personal policial se dirigía al lugar, por lo que “me estacioné bien y nos quedamos ahí esperando. Había pasado una media hora más desde que estábamos esperando a los carabineros y apareció el auto de mi hijo, el mismo que le habían robado hace una hora atrás con estos mismos niños y se bajaron muy rápido y de nuevo nos encañonaron a todos. Estábamos mi hijo y yo, y había una persona de la autopista y una camioneta de ellos”, cuenta Guido.

Los adolescentes los intimidaron de la misma forma que lo habían hecho antes. “También gritando, nosotros entregamos todo al tiro, fuimos súper conscientes de que no había que hacer nada, pero esta persona de la autopista parece que se movió o algo hizo y el niño pasó bala y esta persona quedó blanca. Tomaron mi auto y se fueron en el auto de mi hijo y en el mío”, señala la víctima del robo.

Luego de este hecho, el trabajador de la autopista decidió llevar a las víctimas del robo hasta las oficinas de la empresa concesionaria, las que se encuentran justo un poco antes del trébol de Vespucio con la autopista Ruta 5 norte. Carabineros de tenencia de carreteras llegó hasta este lugar y luego de tomar ciertos antecedentes, señalaron al padre e hijo que debían ir de todas formas a la Comisaría para hacer el trámite de encargo y búsqueda de vehículo.

Ambos vehículos robados por esta banda de adolescentes fueron encontrados el día siguiente de ocurridos los hechos. El automóvil del hijo de Guido fue hallado por la PDI, mientras que el suyo propio fue localizado por Carabineros. Señala la víctima que les realizaron peritajes y levantaron huellas dactilares para que sus autos, finalmente, fueran devueltos. CHH

×