ACTUALIDAD LOCAL

Ministra de Medio Ambiente inaugura programa de reciclaje de mascarillas contra el Covid-19 en Colina

Se trata de un nuevo tipo de mascarilla reutilizable que tiene una duración de 10 días.

Esta jornada la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, llegó hasta el complejo industrial Los Libertadores en Colina, donde se realizó la inauguración del programa de reciclaje de mascarillas contra el Covid-19 de la empresa Unibag.

La fundadora de Unibag, Eliana Moreno, a cargo de la gerencia comercial y sustentabilidad de la empresa, indicó a Chicureo Hoy que desarrollaron una nueva mascarilla llamada Unimask Protect, que son reutilizables y reemplazan hasta 20 mascarillas desechables, debido a que tienen una duración de 10 días y un 99% de capacidad de filtración.

Explicó que esta “tiene una tela filtrante especial que hace una barrera física al virus, a diferencia de las mascarillas quirúrgicas que filtran por electroestática y por eso duran solamente 4 horas, porque con la humedad se pierde esta electrostática. Estas mascarillas pueden ser utilizadas durante todo el día porque la humedad no afecta su capacidad de filtración, tiene una tela filtrantes especial que tiene un poro que es 10 veces más chico que las mascarillas convencionales”.

En esta primera fase de lanzamiento enfocado a empresas, el producto tiene un precio de $790 más IVA aproximadamente. Al mes se necesitan sólo tres mascarillas por persona, lo que genera un costo de aproximadamente $2.500 pesos más IVA por cada una. Moreno asegura que en cuanto al gasto en comparación con las mascarillas quirúrgicas, se obtiene un ahorro aproximado de un 50% al mes.

Junto con esto, se anunció el nuevo programa de reciclaje de estas mascarillas, que en una primera instancia está pensado para empresas, en las cuales se instalarán contenedores donde los trabajadores podrán reciclar las mascarillas de manera segura tras completar su uso luego de 10 días.

Estas son trasladadas hasta la Unidad de Desarrollo Tecnológico (UDT) de la Universidad de Concepción, donde serán desinfectadas y recicladas, y luego el pelet que se obtenga como resultado será utilizados en otros productos como merchandising, maceteros y posavasos que volverán a la empresa que recolectó las mascarillas. “Es un programa de reutilización y economía circular de las empresas”, detalló Moreno.

A su vez, la ministra Carolina Schmidt señaló que si se calcula que cada persona utiliza dos mascarillas desechables por día se traduce en casi 30 millones de mascarillas en nuestro país, lo cual “produce enorme cantidad de contaminación, ya que están fabricadas con un material que no se degrada y permanece más de 450 años en nuestro planeta”.

Por esto, destacó el uso de “estas mascarillas que son vegetales, que no solamente son reutilizabas, sino que también nos permiten reciclarlas. Son una tremenda ayuda en este cambio que necesitamos hacer para enfrentar el Covid de manera responsable y haciéndonos cargo de la crisis climática que vivimos”.

Finalmente, la fundadora de Unibag destacó que las únicas mascarillas que pueden ser recicladas son aquellas que han pasado la verificación técnica por parte de la UDT, como es el caso de las Unimask Protect, que cuentan con el proceso de validación, “y es por eso que están en condiciones de reciclarse. Hoy no cualquier mascarilla se puede reciclar”. CHH