ACTUALIDAD NACIONAL

Johannes Kaiser cerró su Twitter tras revelación de polémicos dichos sobre la mujer

El diputado electo por el distrito 10 cuestionó el voto feminista y tildó a los inmigrantes de violadores.

Cuestionamientos y repudios causaron los dichos del diputado electo del Partido Republicano, Johannes Kaiser, por cuestionar la participación femenina en las elecciones y calificar a los inmigrantes de violadores.

El registro fue viralizado en las redes sociales donde el futuro legislador por el distrito 10, analizó el panorama político y los respaldos que reciben los sectores progresistas.

“Las mujeres dejan de ir al parque a trotar porque tienen miedo de inmigrantes que las pueden violar, pero siguen votando por los mismos partidos que están trayendo a esa gente”, aseguró Kaiser.

Luego de la publicación del video, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett, criticó a Kaiser por sus declaraciones, “es inaceptable que se ponga en duda el derecho a voto de las mujeres”.

Asimismo, José Antonio Kast, abanderado del Frente Social donde pertenece el Partido Republicano, contribuyó que el diputado electo tendrá que asumir los dichos.

Sin embargo, Kaiser, cerró su cuenta de Twitter después de que salieran a la luz una serie de dichos polémicos, emitidos en las redes sociales, no obstante, aseguró a Chilevisión que se trataba de un “sarcasmo”.

“La única razón por la que las feministas querían el derecho a voto, es porque como no tenían marido, no podían obligarlos a votar como ellas querían”, comunicó el diputado electo del distrito 10 a través de un tweet que escribió días antes.

Además, se reveló otra transmisión donde Kaiser, en conversación con el abogado Max Murath, se refirió a los crímenes durante la Dictadura ocurridos en el Campamento de Prisioneros de Pisagua: “de toda esa gente que fue fusilada en Pisagua, que la mandó a fusilar tras el Consejo de Guerra el general Forestier, la inmensa mayoría o estaba metida en grupos subversivos o era parte de los carteles de droga que tenían los laboratorios en el norte. O sea, o eran narcos, o eran izquierdistas”.

Finalmente, Kaiser realizó un comunicado pidiendo disculpas públicas: “quiero pedir públicamente disculpas a todos quienes se hayan sentido ofendidos, por una serie de frases francamente inaceptables, que resultaron de una mala ironía que buscaba escandalizar llamando la atención. Lo único que hacen es poner en duda mi irrestricto respeto a derechos fundamentales y a la dignidad de todas las personas”.

También, complementó diciendo que los dichos fueron un mal entendido: “lamento, profundamente, el mal entendido y reitero mis disculpas; agradezco el apoyo recibido el pasado domingo y trabajaré para llevar adelante los compromisos adquirido”, donde asegura que desde el Congreso hará todo lo posible para velar por la igualdad. CHH