ACTUALIDAD INTERNACIONAL

La rutina de Donald Trump en la intimidad

El presidente de Estados Unidos vive solo, no lee libros y es adicto a la televisión.

Barack Obama pasaba las tardes en la Casa Blanca para leer y así despejar su mente del estrés que significaba llevar un país en tiempos de crisis. George Bush acompañaba su rutina con mucho ejercicio diario además de comer con su familia todos los días. Bill Clinton por su parte, salía a correr tres veces por semana.

Sin embargo, el actual presidente de Estados Unidos Donald Trump, tiene una rutina tan llamativa como su propia llegada a la Casa Blanca. El mandatario se levanta antes de las seis de la mañana para mirar cuatro horas de matinales por televisión y ojea la prensa que considera “deshonesta” y que incluso vetó de la casa presidencial hace unas semanas.

Luego de mantener reuniones con diferentes asesores y empresarios Trump almuerza con el vicepresidente, Mike Pence.

Su esposa e hijo menor viven en Washington para que este termine su año escolar de la manera más normal posible, alejados del ajetreo político que hace la jornada de Donald Trump una bastante solitaria.

Trump termina su jornada laboral alrededor de las 7 de la tarde, donde se retira a ver televisión y reaccionar por Twitter ante los acontecimientos más relevantes. Fuentes también  aseguran que el presidente, para “sentirse en casa”, puso cortinas en la sala Oval tal como las tiene en su famosa torre en Nueva York.

×