ACTUALIDAD LOCAL

Microbuseros piden a empleadores de Chicureo diferir el horario de ingreso a las jornadas laborales

El gremio se comprometió a ampliar la frecuencia para tener distanciamiento social, pero requieren de apoyo extra.

Tras una reunión virtual entre los empresarios microbuseros y la Agrupación de Vecinos de Colina, Aveco, se dio cuenta de la realidad del transporte público local, que ha registrado episodios de máquinas llenas de pasajeros en el servicios local de Colina, luego del inicio del desconfinamiento.

Los microbuseros aseguran que sólo se trató de 3 máquinas que circularon con 30 pasajeros cada una, debido al término de la cuarentena y el retorno de trabajadores, lo que no pudieron prever.

Rodrigo Morales, vicepresidente de la Asociación Gremial de Microbuses de Chacabuco, relató a “Chicureo Hoy” que en primer lugar no hubo un trabajo previo, de preparación de parte de las autoridades, para iniciar el desconfinamiento en la comuna. Agregó además, que no hay ningún tipo de apoyo del Estado hacia el sector microbusero para incentivar el aumento de frecuencias.

Esto cuando se les demanda que incrementen los recorridos para trasladar pasajeros respetando la distancia social, sin embargo desconociendo la realidad del gremio que tras la pandemia tiene a las 3 principales empresas virtualmente quebradas, relató el dirigente.

El transporte local además es particular, es decir se sustenta con el traslado de pasajeros, el gremio tiene conductores cesantes, con créditos bancarios que han significado pérdidas de máquinas, y con muy poco margen para arriesgar en la compra de combustible, sin tener seguridad de un traslado real de usuarios.

En ese escenario Morales comentó, “queremos volver a la normalidad, paulatinamente, pero no tenemos el empujoncito de la autoridad para que nos ayuden, en combustible, sanitización de los buses, en una subvención, por ejemplo”. El dirigente ejemplifica con la nueva tarifa adulto mayor que han debido asumir como gremio, pero aún no les entregan una fecha de pago para la compensación que realiza el ministerio de Transportes.

A sus problemas se suma la existencia de los furgones piratas e incluso colectivos que han suplido la falta de recorridos, pero sin control alguno. “Hay un desorden completo”, indicó el dirigente.

Una de las peticiones concretas del gremio tras la reunión de hoy solicitar colaboración a los empleadores. “Necesitamos la ayuda de los mismos condominios, que difieran el horario de los y las trabajadoras de casa particular, no pueden entrar todas a la misma hora”, demandó el dirigente.

El gremio hará el intento, desde el lunes, de ampliar la frecuencia de los recorridos para que las micros circulen cada 8 minutos, desde las 5:40 am. Durante la cuarentena la primera máquina desde Colina a Chicureo iniciaba recorrido a las 6:40 y transitaba cada 10 minutos de ida y vuelta.

Pamela Castellanos, secretaria de Aveco, quien participó con los operarios microbuseros en el encuentro de hoy, escuchó los problemas del gremio y conversó con “Chicureo Hoy”.  “Creemos que la municipalidad debiera ayudar de alguna forma a los transportistas, por ejemplo más allá de la sanitización que realizan en los paraderos poder aplicarla también a los microbuses”.  

Castellanos además, planteó la necesidad de colaboración entre vecinos con la entrada y salida de los trabajadores, en coincidencia con el gremio, así poder relajar los horarios peak y trasladar las horas de entrada y salida a otros bloques, “sería súper interesante y solidario que esto sucediera”.

Aveco se comprometió con hacer las gestiones necesarias con la municipalidad y con las Juntas de Vecinos de Chicureo, para apoyar ambas demandas y trabajar de manera mancomunada con los operarios locales de transporte. CHH