ACTUALIDAD INTERNACIONAL

Muerte de George Floyd: Ola de protestas sacude a más de 30 ciudades en Estados Unidos

El fallecimiento del afroamericano de 46 años a manos de la policía generó la indignación de miles de norteamericanos.

Una ola de protestas que ha durado varios días generó en Estados Unidos la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de un policía el pasado lunes en Minneapolis. Miles de personas en apoyo a la víctima han salido a manifestarse a las calles, donde se han generado disturbios e incluso encuentros armados.

Los incidentes violentos comenzaron el pasado jueves, día en que incluso se incendió una estación de policía en la misma ciudad donde se produjo la muerte de Floyd. Durante el hecho, miles de personas ingresaron y provocaron las llamas al interior del establecimiento policial del Tercer Precinto de Minneapolis, que minutos antes había sido evacuado por los efectivos, quienes reconocieron que no podían hacer nada contra la multitud.

Protestas en varias ciudades

Las manifestaciones, encuentros con la policía y algunos hechos de violencia se han extendido a más de 20 estados del país,

A raíz de esto, en varias ciudades como Minnesota, Colorado, Georgia, Kentucky, Ohio y Wisconsin se han activado las Guardias Nacionales, y muchas otras han declarado el estado de emergencia o han anunciado toques de queda para la noche de ayer sábado, entre ellas Columbus, Denver, Minneapolis y Louisville.

Incluso, el Pentágono ofreció a las autoridades de Minnesota desplegar la policía militar en el estado, aunque la oferta fue rechazada.

No obstante, el Comando Norte de Estados Unidos anunció que puso a varias unidades de la policía militar en “estado de cuatro horas”, lo que significa que podrían estar listas para desplegarse en cuatro horas, en lugar de un día, como generalmente ocurre.

En tanto, en algunos puntos se han generado tiroteos, como uno ocurrido ayer en Indianópolis (Indiana), en el que al menos una persona falleció y otras dos resultaron heridas, según confirmó la policía este domingo.

Junto con esto, las autoridades investigan una posible conexión con la muerte a tiros de un agente federal en Oakland (California).

El oficial, un guardia de seguridad contratado del Departamento de Seguridad Nacional, fue asesinado a tiros frente a un tribunal federal el viernes por la noche. El subsecretario en funciones de Departamento, Ken Cuccinelli, calificó el ataque como un acto de “terrorismo doméstico”, pero el gobernador del estado, Gavin Newsom, ha pedido que no se relacione el tiroteo con las protestas.

Cabe mencionar que la ola de manifestaciones ha generado cientos de arrestos. Solo en Los Ángeles se han producido 500 de ellos en las últimas 24 horas.

Por su parte, otro centenar de personas han sido detenidas en Nueva York, con protestas en Harlem, Brooklyn, Queens y a las puertas de la Trump Tower -el emblema del imperio financiero del presidente de Estados Unidos, Donald Trump- en Manhattan. Los enfrentamientos más graves se han producido en el barrio de Flatbush (Brooklyn), donde la Policía ha intervenido con  aerosoles de pimienta que han sido respondidos con botellazos y pedradas.

Asimismo, desde hace varias horas que la Casa Blanca se encuentra rodeada de efectivos policiales y del Servicio Secreto, donde también se han producido enfrentamientos.

Palabras del Presidente Donald Trump

En la Casa Blanca el Viernes, Trump dijo que le había solicitado al Departamento de Justicia que acelerara la investigación sobre si se habían violado los derechos civiles en el caso.

El presidente también dijo que los “saqueadores no deberían poder opacar la voz de tantos manifestantes pacíficos”.

Antes, en un tuit que fue ocultado por Twitter, se había referido a los manifestantes como “delincuentes” que estaban deshonrando la memoria de Floyd.

Twitter acusó a Trump de “glorificar la violencia” en ese mismo tuit, al decir: “Cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos”.

Esa es una frase atribuida a un policía encargado de reprimir las protestas a favor de los derechos civiles durante los años 60, sin embargo, Trump dijo desconocer su procedencia.

“No sé de dónde salió, pero es muy precisa en el sentido de que cuando hay saqueos hay gente a la que le disparan y muere”, afirmó hormas más tarde.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, dijo que el arresto fue “un buen primer paso hacia la justicia”.

Se espera que durante este domingo el presidente haga nuevas declaraciones sobre las manifestaciones que azotan al país.

La muerte de Floyd

George Floyd, de 46 años, murió el lunes por la noche justo después de ser detenido por la policía, que sospechaba que había querido falsificar un billete de 20 dólares.

Durante la intervención, un oficial lo mantuvo en el suelo presionando su rodilla sobre su cuello durante varios minutos. “Ya no puedo respirar”, se le escucha decir a Floyd en un video que se volvió viral. Tras quedar inmóvil, el hombre fue trasladado a un hospital, donde declararon su muerte.

Derek Chauvin, el policía que aparece en la imagen, fue arrestado el viernes por su presunta vinculación con la muerte de la víctima y otros tres funcionarios del Departamento de Policía de Minneapolis (MPD) fueron despedidos. El FBI se sumó a la investigación de los hechos.

Los manifestantes denuncian que la muerte de Floyd es un acto de discriminación racial y exigen que se tomen medidas para evitar que sucesos así se repitan y que los otros tres agentes que estuvieron presentes durante el suceso sean llevados ante la justicia. CHH