ACTUALIDAD LOCAL

Nicole Perrot cuenta encerrona sufrida en Chicureo: “en un minuto igual pensé que me podía poner un balazo en la espalda”

La exgolfista fue intimidada el pasado viernes en Avenida Chicureo, llegando a la rotonda Piedra Roja.

Foto: Chicureo Hoy / Av. Chicureo llegando a la rotonda de Piedra Roja

Durante la tarde del viernes 17 de junio, se registró una encerrona a metros de la rotonda Piedra Roja. La víctima de este delito fue la exgolfista Nicole Perrot.

El medio LUN le indicó la información entregada el pasado viernes por el capitán de la Subcomisaría de Chicureo, Ángelo Sobarzo, a Chicureo Hoy, quien relató que cuatro sujetos que se movilizaban en un Kia Morning intimidaron a una mujer.

Sí pues, esa mujer era yo”, indicó Perrot, enumerando los objetos sustraídos por los antisociales: “Me robaron la silla de la guagua, la billetera y el teléfono, al final quedé tirada. Pero estos gallos no estaban ni ahí con esas cosas, el foco era el auto”.

“Doy las gracias de que no me pasó. Tengo seis meses y medio de embarazo y me podrían haber golpeado, atropellado o haberse llevado a mi hijo que todavía es una guagua. Al final escapé bien”, contó Perrot.

La deportista detalló a Las Últimas Noticias que se dirigía a comprar un regalo para el día del padre cuando se topó con un taco antes de llegar al servicentro ubicado en la rotonda de Piedra Roja, justo en ese momento pasó un vehículo marca Kia Morning que le obstruyó el paso.

“De ese auto salió un tipo con una pistola que me apuntó directamente desde el parabrisas y ahí quedé en shock”, aseguró Perrot, agregando que este sujeto tenía entre 18 y 20 años.

Junto a la intimidación, la deportista detalló que el sujeto “empezó a gritar desesperado, me insultó, y yo creo que claramente estaba drogado. Le dije que se calmara que me diera tiempo para bajar”.

“Me saqué el cinturón, abrí la puerta, le dije que no iba a hacer nada, que se quedará tranquilo, que se llevara el auto y ahí me fui a negro. Salí corriendo”, señaló.

Además, la exgolfista afirmó que fue un momento “angustiante, porque en un minuto igual pensé que me podía poner un balazo en la espalda, porque los tipos estaban súper arriba del balón y podían hacer cualquier tontera”.

Por otro lado, la deportista manifestó que le llama la atención que nadie grabara el hecho, ya que “mucha gente lo vio. Entiendo que en la Copec debe haber algún video, pero ya hice la denuncia y hay que esperar”. CHH