El Papa Francisco manifestó su apoyo -por primera vez- a las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Los dichos del Sumo Pontífice aparecen en el documental “Francesco”, estrenado el día de hoy y presentado en el Festival de Cine de Roma.

El documental, de dos horas de duración, recorre los siete años de pontificado y sus viajes con testimonios y entrevistas. Entre los momentos más emotivos se encuentra la llamada telefónica del Papa a una pareja homosexual, con tres hijos pequeños a cargo, como respuesta a una carta que le enviaron en la que cuentan la vergüenza que sienten por llevar a sus hijos a la parroquia.

En la pieza audiovisual, el alto pontífice hablaba sobre el acercamiento y cuidado de personas LGBT, cuando expresó que “las personas homosexuales tienen derecho a estar dentro en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso”.

Según constata el New York Times, estos dichos contrastan con la postura oficial de la Iglesia Católica, recordando que el año 2003 – bajo Juan Pablo II- , la Congregación para la Doctrina de la Fe sostuvo que “las enseñanzas de la Iglesia sobre el respeto a las personas homosexuales no puede llevar de ninguna manera a aprobar comportamiento homosexual o reconocimiento legal de las uniones homosexuales”.

Tras su elección en 2013, el Papa Francisco adoptó un tono más tolerante hacia los homosexuales, lanzando su famosa frase “¿Quién soy yo para juzgar?” y recibiendo en varias ocasiones en el Vaticano a parejas homosexuales. En tanto, desde el Vaticano se han negado a comentar sobre las declaraciones vertidas en el documental. CHH