ACTUALIDAD NACIONAL

PDI incauta correos de exministro Mañalich en oficinas de Entel

Esto en el marco de la investigación por presunta responsabilidad de autoridades del Minsal en muertes por Covid-19.

Durante esta jornada detectives de la Policía de Investigaciones (PDI) incautaron los correos electrónicos de autoridades del Ministerio de Salud (Minsal) que están bajo una investigación de la fiscalía para determinar su posible responsabilidad en las muertes por Covid-19 en nuestro país.

La empresa de telecomunicaciones Entel, en cuyas oficinas se guardan los emails del Minsal, informó que “luego de un minucioso y exhaustivo proceso técnico de recuperación, que se prolongó por cerca de 15 días, con fecha de hoy Entel ha hecho entrega a la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte y al Ministerio de Salud, de los soportes tecnológicos que contienen los correos electrónicos”.

Esto, luego que la Corte Suprema estableciera que los correos del exministro de Salud, Jaime Mañalich, su exjefa de gabinete, Itziar Linazasoro, y la actual subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, debían ser entregados a la fiscalía para la investigación, con excepción de aquellos referidos a la seguridad nacional, los cuales deberán ser revisados por el Minsal.

Según el mecanismo estipulado por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago el Ministerio Público deberá conservar la copia A de los documentos como “copia testigo”, bajo cadena de custodia y sin acceso a ellos. Mientras, la copia B será entregada al actual jefe de la cartera, Enrique Paris, quien tendrá tres días para seleccionar aquellos que no signifiquen un riesgo para la seguridad nacional y entregarlos a la fiscalía.

Cabe recordar que la causa inició luego que la Comisión Chilena de Derechos Humanos, junto al senador Alejandro Navarro, y posteriormente el alcalde de Recoleta, Sergio Jadue, se querellaran contra las autoridades del Minsal, acusando mal manejo y ocultamiento en la cifras de fallecidos por Covid-19.

Ante esto, el abogado de Jadue, Ramón Sepúlveda, señaló que “el plazo de tres días es para que el ministro de Salud señale qué comunicaciones son las que ponen en riesgo la seguridad nacional y va a tener que justificarlo, no es una decisión unilateral o sin justificación, sino que va a tener que señalar cuáles son estas comunicaciones y por qué las desea excluir”. CHH