ACTUALIDAD NACIONAL

Piñera presenta decálogo para una nueva Constitución y oposición lo critica

La propuesta aborda temas como el rol del Estado, derechos civiles, orden público y medio ambiente, entre otros.

Durante esta jornada el Presidente Sebastián Piñera dio a conocer un documento con diez puntos, a su parecer, claves para una nueva Constitución. El decálogo fue duramente criticado por miembros de la oposición, quienes acusaron que era muy similar a la Constitución actual, por lo que no significaba un cambio real.

Según el documento, los puntos más importantes para el Mandatario son:

Rol del Estado

“El Estado debe reconocer y amparar a los grupos intermedios, garantizando su adecuada autonomía. Además, debe garantizar el derecho a desarrollar cualquier actividad económica, respetando las normas legales que regulen dicha actividad”, mencionó.

Familia

“La familia es el núcleo fundamental de la sociedad y el Estado debe proteger el derecho preferente y deber de los padres de educar a sus hijos”, aseguró.

Derechos civiles y políticos

Algunos de los derechos a los que se refirió son: “El derecho a la vida y la prohibición de someter a una persona a tortura o tratos degradantes; la libertad de expresión, de pensamiento y de religión; libertad de reunión pacífica y la libertad de asociación, lo que permite fundar o ser parte de sindicatos; la libertad de movimiento, para moverse o permanecer en cualquier lugar del país; la presunción de inocencia, el derecho a un debido proceso y a una defensa jurídica; el derecho a la propiedad privada, porque nadie puede ser privado de sus bienes y derechos sino por una causa justificada y en virtud de una ley”.

Derechos económicos, sociales y culturales

En cuanto a la educación, aseguró que esta “deberá ser obligatoria y financiada por un sistema gratuito, hasta la educación media”. En salud dijo que es deber del Estado “garantizar el acceso libre a las prestaciones de salud. Cada persona debe tener el derecho a elegir el sistema de salud al que desee acogerse, sea estatal o privado”. Y en cuanto al tema de pensiones declaró que “el Estado debe tomar medidas para que todas las personas tengan pensiones que les permitan vivir dignamente”.

Sociedad inclusiva y diversa

Aseguró que la nueva Carta Magna “debe garantizar la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, incluyendo a las minorías sexuales. La Constitución debe incluir el reconocimiento de los pueblos originarios, pues es un deber del Estado respetar su identidad, cultura y tradiciones ancestrales”.

Orden públic

“El deber del Estado de garantizar el orden público y la seguridad nacional, dando protección a la población y a la familia”, comentó.

Medio ambiente

“El Estado debe resguardar el medioambiente para las generaciones futuras, tomando medidas concretas para avanzar en su cuidado. La Constitución debe consagrar el principio del desarrollo sustentable”.

Separación de los poderes del estado

Mencionó que una nueva Constitución deberá establecer la “separación e independencia de los Poderes del Estado, con mecanismos efectivos de pesos y contrapesos. Es necesario perfeccionar y modernizar el funcionamiento del Tribunal Constitucional”.

Responsabilidad de las autoridades y transparencia del Estado

“Los actos de los órganos del Estado deben ser públicos y transparentes, que deben someter su actuar a la Constitución. Ninguna persona puede atribuirse otra autoridad o derechos que los que expresamente se les hayan conferido en virtud de la Constitución o las leyes”, aseguró.

Descentralización

Por último, mencionó que para garantizar la descentralización de la administración “los órganos del Estado deben promover el fortalecimiento de la regionalización del país y el desarrollo equitativo y solidario entre las regiones, provincias y comunas”.

Desde la oposición lanzaron duras críticas a estas diez ideas. Heraldo Muñoz, presidente del PPD mencionó que estas “no representan nada novedoso”, y “no se diferencian sustancialmente de la actual Constitución”.

En esta misma línea, Álvaro Elizalde, presidente del PS dijo que el documento “es un “simple refrito” de las disposiciones de la actual Constitución, que no se hace cargo de las profundas demandas ciudadanas, como los derechos sociales, un sistema de salud digno y universal, un verdadero sistema de seguridad social, una efectiva protección del medio ambiente”. “Más de lo mismo cuando Chile exige cambios profundos”, sentenció. CHH