ACTUALIDAD NACIONAL

¿Si no es queso qué es? Estas empresas estarían “engañando” al consumidor con dañino sucedáneo

Nutrióloga fue categórica en señalar que las grasas saturadas incluidas en los productos son poco saludables y no traen beneficios a la salud.

Tras la revelación de un reportaje de Chilevisión, se dio cuenta que en el comercio chileno se están vendiendo productos que supuestamente son queso, pero que en realidad son sucedáneos, los cuales inclusive podrían acarrear severos daños a la salud.

En la nota periodística, se da cuenta que la marcas Nevados de Puyehue, Comercial Dollinco, Sabrolat y Porvenir, basan en realidad su elaboración en aceite de palma y no en la leche.

Al ser consultada la seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, indicó que ya comenzaron con las fiscalizaciones y que dentro de los antecedentes que manejan, los productos en cuestión están compuestos en 26% de aceite de palma, el que tiene un índice elevado de grasas saturadas.

Según la investigación, se estableció en la normativa vigente que el queso es “elaborado con leche y sus derivados”, por lo que este tipo de alimento no calificaría dentro de esta descripción.

Al respecto, Carlos Arancibia, gerente de Fedeleche, manifestó que “la reglamentación chilena no incorpora la posibilidad de que tenga aceites vegetales, por lo tanto, ese producto, al no cumplir con la legislación, no se podría denominar queso. Lo que se está haciendo es engañar al consumidor vendiéndole una cosa que en realidad no es”.

A raíz de esta situación, el gremio de la leche ingresó una denuncia a la autoridad sanitaria, con la cual se habría dado inicio a la investigación y fiscalización de los productos.

La Seremi Rosa Oyarce aclaró que este producto entra como sucedáneo, por lo que posterior a su revisión se debería otorgar el permiso a ser comercializado. “Esa certificación entregada por la Seremi es la que lo permite venderlo, pero nosotros no le decimos cómo lo venda”, aclaró. Agregó, en tanto, que entregarán un oficio a los productores en cuestión, para que rotulen nuevamente sus productos, pese a que aseguró sanciones.

Sobre los efectos en la salud, la nutrióloga de Clínica Las Condes, María José Scaffi, señaló al medio televisivo que el aceite de palma es usado en la “industria cosmética y generación de biodiesel. Para la salud no lo recomendaría”.

Agregó enfática que “su mayor parte o composición son grasas saturadas. Son poco saludables, no traen beneficios a la salud. Se ha visto la relación directa con el desarrollo de algunas enfermedades…podría provocar medio riesgo de cáncer”.

Desde algunas empresas contestaron al ser consultados por este reportaje, como por ejemplo Porvenir y Comercial Dollinco, desde donde afirmaron que su rotulación es apegada a la norma y no llevarían al engaño. Desde Puyehue admitieron que en un comienzo llevaban rotulado “tipo queso”, pero que después agregaron la palabra sucedáneo para evitar confusión. Por su parte, Sabrolat emitió un comunicado en el que decían que nunca han tratado de engañar a los consumidores, asegurando que “el producto Sabrolat es rotulado como sucedáneo de queso o preparación alimenticia, cumpliendo con lo exigido por la Seremi de Salud, el Servicio Nacional de Aduanas y el Servicio Agrícola Ganadero”. CHH