ACTUALIDAD NACIONAL

Tenía casa y spa en Chicureo: Subgerenta del Santander logró robarle $2.172 millones al Banco

Conoce la estrategia con la que María Soledad Uriarte logró adquirir propiedades, autos de lujo, entre otros bienes.

Cumpliendo prisión preventiva en el penal de mujeres de San Miguel permanece María Soledad Uriarte Núñez, ingeniera comercial que fue formalizada el año pasado por el delito de apropiación indebida.

Un reportaje de Radio Biobío reveló que la mujer tomó ventaja de su nuevo cargo de subgerente del Área de Recuperaciones de Créditos del Banco Santander para sustraer $2.172 millones, dinero con el que compró la casa donde vivía en Piedra Roja de Chicureo, otras cinco propiedades y autos de lujo, entre otros bienes.

El mecanismo

Esta ingeniera comercial nacida en Concepción y separada de un alto oficial de la Marina, podía cumplir sus objetivos a partir de una amplia cartera de clientes que le asignaba el mismo Banco, y de ahí su misión era contactarse con los abogados y martilleros. Con esto, María Soledad se enteraba de aquellas empresas que mantenían una deuda con el banco que sería imposible de pagar por lo engorroso de los trámites judiciales.

En ese momento, ella proponía una solución, y por ejemplo, acordaba un pago de 120 millones de pesos con un cliente para terminar o amortizar la deuda. Aceptada la propuesta, Uriarte informaba al banco que había logrado obtener 100 millones de pesos, asegurando que había sido una buena negociación, según se detalla en la querella que presentó el Banco Santander.

Esta gestión era aprobada por el comité y el trámite seguía su curso normal. Sin embargo, como ella accedía físicamente a los cheques o vales vista que saldarían el pago, lograba que uno de sus testaferros se hiciera pasar como el deudor, quedando registrado como tal en el sistema interno del banco.

Tras esto, utilizando engaños y falsificando documentos, María Soledad conseguía que algunos empleados de la unidad de recuperaciones emitieran un vale vista a uno de sus cómplices por esos $20 millones, los que supuestamente habían sido pagados demás. Tras esto, el vale vista era cobrado y depositado en la cuenta personal de la ingeniera comercial.

En mayo de 2019, la mujer fue descubierta por un pequeño error del mecanismo. Uriarte reconoció que se apropió de dinero, y fue despedida días más tarde.

Tras una investigación, el Banco Santander se percató de que el monto apropiado indebidamente por la ingeniera comercial lo ejecutó, al menos hasta ahora, durante seis años.

La casa bancaria incluso interpuso una querella contra la mujer, donde se señala que no existe claridad de cuándo comenzó todo.

El lunes 25 de noviembre de 2019 a las 10.30, el fiscal Centro Norte, César Urzúa, formalizó en ausencia ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, a la ingeniera comercial María Soledad Uriarte Núñez por el delito de apropiación indebida.

Debido a que la mujer no se presentaba a las audiencias, fue detenida el 3 de febrero, determinándose arresto domiciliario total como medida cautelar en su contra.

El abogado Jorge Gálvez, en representación del Santander, apeló a esta resolución, lo que fue acogido por el tribunal de alzada capitalino, que el 12 del mismo mes ordenó que la profesional ingresara al penal de mujeres porque existía el peligro de fuga. Sin embargo, cuando fueron a aprehenderla a su vivienda, no se encontraba.

Cumpliendo con la orden de la Corte, el Séptimo Juzgado de garantía de Santiago despachó una nueva orden de detención, la que se cumplió el 10 de marzo, y desde entonces, María Soledad Uriarte se encuentra cumpliendo prisión preventiva en el penal de mujeres de San Miguel, en el módulo de “Las Evangélicas”.

Por su parte, la defensa de Uriarte, Antonio Garafulic, aseguró que su clienta apoyará sustancialmente con la investigación, con el objetivo de que todos los hechos sea aclarados.

Sumado a lo anterior, informó que para el próximo 20 de abril está programada una audiencia de revisión de medidas cautelares, oportunidad en que solicitará que su defendida declare en el tribunal, buscando que se modifique la medida cautelar de prisión preventiva.

Los bienes de María Soledad Uriarte

La ingeniera comercial tenía una casa en el Condominio Las Bandadas de Piedra Roja, de la comuna de Colina, que superaba los $400 millones de avalúo comercial, dos camionetas marca Jeep y otra Mitsubishi, un BMW automático del año y dos cuatrimotos.

Junto con esto, poseía propiedades en el centro de Santiago, Las Condes y un refugio cordillerano en las Termas de Chillán. Asimismo, abrió el centro de estética “Imagen” en Chicureo.

Revisa el reportaje completo de Radio Biobío aquí.