ACTUALIDAD LOCAL

Vecina de Chicureo relata violenta encerrona sufrida junto a su familia

El ilícito se desarrolló a pocos metros del cruce Chicureo.

Foto: Chicureo Hoy / cruce Chicureo

Una familia vivió una violenta encerrona a metros del Cruce Chicureo en la caletera poniente de la autopista de Los Libertadores, cercano al lugar donde se registró otro de estos hechos delictuales más temprano, durante el mismo día.

Según relató una de las víctimas a Chicureo Hoy, cerca de las 20:00 horas de este miércoles, salió junto a su esposo e hijo de 17 años desde el sector del Algarrobal, en dirección al supermercado que se encuentra en el cruce Chicureo, hicieron sus compras y a las 21:00 horas regresaban a su vivienda.

Fue en ese momento, cuando se encontraban en la caletera poniente de la autopista Los Libertadores, luego de pasar por el cruce Chicureo, avanzaron unos metros y “desde la salida del peaje y aprovechándose de la arboleda de la zona, apareció una BMW X5 negra, que se nos puso al frente con las luces apagadas”, contó la víctima.

Cuando estamos a unos tres metros, nos encendió las luces encandilándonos”, agregó. Ahí se bajaron dos sujetos del vehículo (en total eran cinco individuos, aparentemente chilenos), mientras uno de ellos los apuntaba con un arma y el otro caminó en dirección al vehículo de las víctimas, sin embargo, no contemplaron la maniobra que realizaría el conductor.

Mi marido retrocedió muy rápido, los tipos se subieron al auto y nos siguieron de frente todo el rato que retrocedimos”, señaló la víctima a Chicureo Hoy, detallando que su esposo tenía la idea de doblar en la entrada del fundo que hay en el lugar para cambiar de dirección, pero no calculó bien y dobló antes, chocando contra el muro.

“Los tipos estacionaron pasado el fundo, entonces no nos podían seguir fácil, tenían que retroceder. Ahí los tipos se bajaron y yo le dije a mi marido ‘entreguemos el auto, esto terminó’ y cuando iba a abrir la puerta, un tipo la abrió, me tiró del brazo y me dijo ‘bájate, bájate’”, relató.

Asimismo, indicó que “otro tipo se fue a donde bajó mi hijo, por el lado izquierdo, lo apuntó con una escopeta, un arma muy grande, mi hijo se dio vuelta, pero no logró intimidarlo”. Comenzaron a forcejear. El hijo de la víctima agarró a uno del cuello porque era más bajo de estatura, “no de edad. No eran niños, eran de 18 o 20 años”, según relata la afectada.

“En ese momento, mi marido puso primera, mi hijo se subió y partimos con las puertas abiertas arrancando hasta el condominio y los tipos quedaron en la caletera en dirección a Quilicura”, explicó.

Luego de este violento hecho delictual, la víctima junto a su familia llegó al condominio donde esperaron a Carabineros para entregar declaraciones y hacer la denuncia correspondiente. A la llegada de los uniformados se enteraron de que el vehículo que los encerró tenía encargo por robo.

Finalmente, la víctima aseguró que en el sector donde sucedieron los hechos cerca de las 21 hrs., “habían vehículos, sobre todo en la caletera en dirección a Santiago, habían un par de vehículos, los vi todo el rato, estuvieron ahí, ni siquiera avanzaron”.

La vecina aseguró que luego de un hecho de este tipo “uno queda con sensación de no subirte más al auto, vulnerable total. La verdad es que uno no sabe si las armas son o no reales. Más que susto uno queda con mucha impotencia, sobre todo cuando están involucrados tus hijos. Es distinto cuando uno está solo”.

“Siempre he sentido ese susto desde que partieron las encerronas”, señaló, complementando que cambió otro de sus vehículos por uno más antiguo para no llamar la atención. “Nuestro sistema de vida ha cambiado y también para muchos vecinos”,  concluyó la vecina que vive hace más de 20 años en la zona, . CHH