ACTUALIDAD LOCAL

Vecina de Colina relata crudo asalto que vivió en su domicilio junto a su familia

El hecho se desarrolló la madrugada de este jueves en una casa ubicada en un condominio del sector norte de la comuna.

Foto: Referencial Chicureo Hoy

La madrugada de este jueves 1 septiembre, una familia del condominio Ayres de Chicureo vivió minutos del terror cuando al menos siete sujetos llegaron hasta su domicilio para sustraer diferentes especies.

Con voz temblorosa, una de las afectadas relató a Chicureo Hoy cómo junto a su mamá y a su hermano fueron intimidados con armas de fuego, golpeados y maniatados por los antisociales, quienes sustrajeron computadores, joyas y otras especies.

“Alrededor de las 03:15 horas, sufrimos un asalto. Yo sentí ruido, me levanté y miré por el ventanal de arriba, vi dos vehículos estacionados afuera de mi casa. Con mucho ruido rompieron el portón, quebraron el vidrio de la puerta principal y entraron”, comenzó relatando la víctima de 25 años, agregando que cuando miró vio a dos tipos, “uno con un (arma) tipo ametralladora apuntando hacia arriba y otro que se estaba bajando”.

Eran cerca de siete personas con pasamontañas y guantes, pero ella cree que podrían haber sido más, ya que se movilizaban en dos vehículos uno marca Nissan Murano de color metalizado y un Peugeot 3008.

Todos se encerraron en sus respectivas habitaciones, la víctima y su hermano en el segundo piso y la madre en el primero. “No quería abrir, era mucho el ruido, mucha gente, a mí me forzaron la puerta y me dijeron que abriera o sino iban a disparar”, señaló.

“A mi hermano le dijeron que abriera porque tenían a mi mamá y le iban a hacer algo”, mientras que a la dueña de casa los antisociales solo le decían “’dónde está la caja fuerte, dónde está el dinero’, con muchas groserías, muy violento, muy agresivo”.

Asimismo, la joven de 25 años contó muy afectada que: “Nos golpearon con las armas, yo tengo un cototo en la cabeza, a mi mamá le pusieron puntos en la frente, mi hermano tiene un ojo todo morado. Nos amarraron, nos maniataron con huinchas plásticas y se estaban comunicando por walkie talkie, porque decían ‘apúrate, Apúrate que vienen vehículos’”.

El llamado a Carabineros fue casi instantáneo, previo al ingreso de los delincuentes al domicilio de la familia, la víctima ya había marcado número de la policía. “Cuando sentí el ruido y vi a esas personas afuera llamé a Carabineros, les dije que nos estaban asaltando, que había ingresado gente y dijeron ‘ya vamos’ y llegaron cuando se fueron los delincuentes”.

Todo fue en 5 minutos”, aseguró.

Tras la huida de los individuos, la familia salió a pedir ayuda a gritos a sus vecinos, pero nadie salió. Cerca de 20 minutos después, llegó Carabineros.

Con la llegada de los uniformados, la familia fue a constatar lesiones donde a la madre le pusieron puntos en la frente producto del violento actuar de los delincuentes. Además, se le pidió no tocar nada de la casa para poder realizar el levantamiento de escena.

Por eso no saben qué se llevaron, solo tienen conocimiento de que faltan siete computadores, gargantillas de la madre y mochilas de la joven.

Ahora, la SIAT de Carabineros deberá realizar un levantamiento de registros audiovisuales de “la organización de la comunidad que tiene cámaras”, además de otras cámaras cercanas al lugar.

Por otro lado, la familia queda con sensación de inseguridad en su propio domicilio. “Sabemos que no depende de Carabineros, es la seguridad lamentablemente”, reflexiona la víctima, por lo que hace un llamado a las autoridades para que “pongan recursos, los carabineros no pueden estar tan indefensos, no pueden llegar tan tardíamente”. CHH