ENTREVISTAS

[EXCLUSIVA] Exalcalde Mario Olavarría: “Hay mucha gente de Colina que me pide que vuelva”

El exalcalde de Colina habló con Chicureo Hoy e hizo un balance propio sobre el avance de la comuna y también reveló su postura de ser candidato.

Fotos: Chicureo Hoy

A poco más de un año para las elecciones municipales, el exalcalde de Colina, Mario Olavarría, conversó con Chicureo Hoy sobre los desafíos venideros y su opinión respecto a la actual administración de Colina y Lampa, además de la importante decisión de elegir entre ambas comunas para definir su candidatura a alcalde.

¿En qué está hoy?

He estado ejerciendo mi profesión (abogado) en el estudio jurídico de un amigo, en el cual no solo se ven temas legales, sino que también de empresa y gestión, donde he conocido a mucha gente distinta que no se conoce en el mundo que estaba antes. He tenido tiempo también para hacer cosas que no hice antes.

¿Sigue con Fuerza Chacabuco?

Sí, es una pequeña corporación, en el fondo para mantener la vigencia en la zona, hemos hecho cosas interesantes aparte de opinar. Para el temporal (de junio) estuvimos ayudando en Estación Colina, en Lampa. Ayudamos con arreglos, mejoras y operativos también de mascotas y ha sido muy positivo.

Uno de los objetivos de la corporación era la posibilidad de colaborar con los alcaldes de la provincia de Chacabuco ¿Lo llamaron?

La verdad es que no, los alcaldes son una especie bien especial. Yo pensaba que los alcaldes nuevos iban a decir ‘bueno aprovechemos la experiencia de este caballero que le tocó estar tantos años, le tocó manejar una comuna desde que era bastante incipiente hasta lo que es hoy día’, pero no, no se produce eso.

¿No le pasó ni siquiera con Isabel Valenzuela?

No, tampoco. Yo tuve algunos temas que ella me pidió al principio, estuve muy disponible siempre para ayudar. Uno tiene que ayudar, si me llamaba el alcalde de Lampa también y si me llama cualquier otro alcalde también.

Pero, además, en la municipalidad (de Colina) yo diría que de los mil funcionarios, cerca de 900 llegaron conmigo, entonces conozco mucho el rodaje, pero no hubo esa fluidez, ella optó por su grupo asesor y la verdad es que no tuve más contacto con ella.

¿Cómo se queda con eso?

Un poco desilusionado, porque a mí me interesa siempre ayudar, yo tenía claro que los ex siempre son, como decía la señora de Eduardo Frei Montalva, los expresidentes o exalcaldes son un mueble difícil de colocar. Yo tenía súper claro eso.

Entonces, obviamente que mi interés no era molestar o hacerme el indispensable ni mucho menos, uno sabe su rol y yo soy bastante ubicado, pero también es cierto que hay tanta cosa que estaba pendiente como el tema del hospital por ejemplo, pero las personas tienen su estilo, sus opciones y son válidas.

Foto: Mario Olavarría en conversación con Daniel Raquela de Chicureo Hoy

¿Cómo evaluaría la gestión de Isabel Valenzuela como alcaldesa de Colina?

No he estado tan metido, porque he estado en mis cosas, pero encuentro que sería injusto decir algo malo, porque en realidad hay que contextualizar las cosas. El país está viviendo un tema muy complicado con el Gobierno, las instituciones están bastante venidas a menos en la opinión pública, eso implica también las municipalidades. Producto de la ley que estableció límites a la reelección más de 60 alcaldes no fuimos a la reelección y vino una gente completamente nueva y estos cargos en realidad, se ha visto con el propio gobernante (presidente Gabriel Boric), que no se puede llegar a aprender, se tiene que llegar con equipos que sepan trabajar.

Veo a Colina con los problemas que tenemos en todo Chile que es la seguridad, y eso lamentablemente, uno a la gente no le puede decir es un problema de todo Chile, porque a la gente cuando la asaltan o sufren un problema, las excusas no sirven para nada. Entonces, no sé si lo que se ha hecho es suficiente o no, porque es una demanda muy fuerte.

También me preocupa mucho la toma que está frente a la cárcel, porque yo sabía que estaba organizada por gente inescrupulosa y delincuentes, por lo que obviamente lo que iba a pasar ahí no era muy santo, dicho y hecho. Y está en el centro de Colina, por eso están ocurriendo delitos. No sé cómo lo estarán haciendo (en la municipalidad), entiendo que está la misma persona a cargo de seguridad, pero no sé si han invertido más recursos en tecnología que es importante.

Lo mismo, probablemente, en lo que es proyectos. A mí si hay algo que me caracterizaba era gestionar proyectos importantes, en educación, salud, equipamiento y en temas de seguridad. Tenía una batería de proyectos bastante grandes en el área de planificación y lo que he visto hasta el momento es que se está avanzando en los proyectos que ya estaban no hay cosas nuevas. Vi que había unos anuncios, pero son anuncios, concreto nada.

Chicureo ha tenido un crecimiento enorme y están discutiendo cosas que no tendrían que estar discutiendo a esta altura, pero está bastante avanzado el tema de la doble vía en Camino Chicureo, todo eso quedó en el plan regulador en las modificaciones, entonces yo no entiendo.

¿Qué opina de la gestión de Jonathan Opazo como alcalde de Lampa?

Bueno, siendo coherente, creo que todos estos alcaldes nuevos que no tenían mucha experiencia, han tenido un golpe de realidad, otra cosa es con guitarra como se dice. En el caso del alcalde de Lampa pasa eso, sin duda. Cuando voy para allá, el mundo empresarial, de los adultos mayores, las ferias, ha tenido conflicto con las ferias y yo traté de ayudar ahí incluso. Yo tengo experiencia con las ferias, sé que es complicado, pero se puede llegar a acuerdo, ahí no. Con los proyectos inmobiliarios también ha habido problemas.

Hay una respuesta para eso: una gran cantidad de candidatos a alcaldes (para las próximas elecciones), porque ven que ahí se va a producir un cambio. Hay mucho candidato, exalcaldes, concejales, es lo que percibo, es por eso por lo que también a mí en general cuando estoy yendo a reuniones, me presento como exalcalde de Colina, pero mucha gente conoce cómo fue la gestión en Colina, a lo mejor no lo conoce a uno personalmente, pero ven la comparación.

¿Siente que Opazo está haciendo un cambio?

Por lo menos hasta ahora no. Si uno ve proyectos de la municipalidad, si uno ve la gestión como proyecto estamos bastante al debe, lamentablemente para Lampa, porque la gestión uno quisiera que funcione y que les vaya bien, porque eso es bueno para los vecinos, pero cuando uno conversa con los vecinos, yo he estado en varias partes, con el mundo de la iglesia evangélica, con los deportistas, con los cuasimodistas, con la gente a que se ha visto afectada con los temporales, ven que la municipalidad no llega.

Se sienten botados y sienten que al frente hay una comuna que creció mucho y que tiene estándares de la mejor comuna de Santiago y ellos no. Y resulta que Lampa tiene un buen presupuesto, bastante buen presupuesto, tiene dos tercios del presupuesto de Colina para una población que es inferior en unos 40 mil habitantes y tiene mucha industria.

Me he reunido con empresarios de empresas no tan grandes, pero más que pymes y la verdad que ellos como no tienen plan regulador (Lampa), están en eso. Entonces, va a venir ahora, que si yo me quiero instalar una empresa, me dan un permiso provisorio, no pago los derechos que corresponden a las recepciones y todo eso, y se pierde mucha plata.

Hay mucha plata botada que no puede tomar la municipalidad para hacer sus cosas, porque están estas situaciones legales. Los proyectos inmobiliarios: me reuní con uno de los gerentes, le dije ‘yo no sé si te convengo como alcalde, si voy por allá, porque te voy a apretar hasta que duela’, allá uno ve que no aprietan, los privados siempre van a querer entregar lo menos posible, lo legal, pero acá en Colina hicimos cosas maravillosas.

¿Siente que el perfil de izquierda tiene esta tendencia a no conversar con los privados?

Hay un sesgo en general en eso y uno no tiene que tener complejos con el mundo privado, son necesarios. Y al privado le interesa que le vaya bien y cumplir también, contratar gente, y un montón de cosas, sincronías positivas que yo veo que no se avanza mucho. Lamentablemente, es una comuna que tiene un capital enorme, harto terreno, problemas de conectividad, pero mientras uno va más para allá, más cosas ve que se pueden hacer. Tiene problemas de campamentos muy duro. Pero eso también por dejación. Esto te lo dice toda la gente.

¿Qué rescata de la comuna?

No todo es malo en la vida, hay cosas que se van haciendo, pero yo diría que como política general del municipio no está eso de combinemos o hagamos esto. Que a uno a veces le traía conflicto, como a mi Anglo American. A mí me decían que robaba el agua, que tenía no sé qué negocios, la verdad es que yo lo único que tenía claro era que Anglo American era una empresa inmensa que tenía parte de su funcionamiento en la comuna y que ellos tienen un tema importante de su estructura social que es la responsabilidad de la empresa. En ese sentido funcionaba en la medida que uno presentara proyectos, sino no, no pasaba nada.

Además, eran muy celosos de que la plata se pusiera donde corresponde, de hecho, nosotros no veíamos la plata ellos la ponían en una fundación y se contrataba al que iba a construir un colegio o mejorar algo, hay tantos mitos en estas cosas, yo nunca vi un peso de esto. Yo me encargaba de negociar para que se hicieran las cosas y ahí están las obras.

A lo mejor hay gente que es más prejuiciosa con el tema ambiental, porque la minería obviamente es destructiva ambientalmente, hoy día menos que antes, pero es lo mismo. Entonces, yo tenía claro que no es resorte de la municipalidad, estos son contratos con el Estado de Chile que quieren que se vengan a producir y sacar minerales, es un contrato de concesión, pagan impuestos y hay una serie de leyes, entonces qué es la municipalidad, el territorio donde están y nada más.

Candidatura

Si decide ser candidato por Colina no sería apoyado por la UDI ¿es así?

Claro, es así, porque en el fondo ella es la candidata. Yo les planteé esta disyuntiva, porque todavía no he resuelto lo que quiero hacer, hay mucha gente de Colina que me pide que vuelva, me llama, dirigentes e instituciones. Y yo siempre he pensado que si está alguien que es de mi propio sector me parece que hay que ver por otro lado, no me gusta entrar a pelear con personas, yo soy más de equipos que hagan proyectos.

Entonces ¿no iría por Colina?

Lo que voy a hacer es lo siguiente, como hay personas que me piden que vuelva y me dan muy buenas razones para eso, lo estoy evaluando y estuve en reunión con el presidente de la UDI, Javier Macaya, y él me dijo que lo lógico es hacer una encuesta para ver cómo estamos, porque ir dos personas del mismo partido yo encuentro que son tonteras.

Me parece que la encuesta la debería hacer luego, porque en octubre uno tiene que tomar decisiones para ver si se va independiente o UDI, yo me quedo en la UDI, es mi partido de toda la vida a pesar de que los últimos años no he estado activo, he estado más cercano en políticas al sector de Republicanos, creo que han hecho bien las cosas.

Si uno ve quienes son los Republicanos hoy día, el 80% son exUDI. Toda la UDI antigua cuando nos juntamos a conversar decimos ‘bueno, ¿por qué no estamos allá?’ ‘porque existe afecto’, pero el partido que nosotros tuvimos y formamos no es lo que está hoy día. Pero esta es una decisión que tiene que tomar el partido (UDI), pero yo también necesito libertad.

Pareciera ser que ya se habría tomado una decisión según la entrevista que la alcaldesa dio a Chicureo Hoy

Bueno, yo espero que cumpla su promesa el presidente del partido, que haga una encuesta como corresponde y acatemos esas cosas. Lo que pasa es que aparte del presidente aquí funcionan diputados, están todos muy vinculados, forman grupos y  yo no estoy en eso, no me interesa, nunca lo hice. Entonces, estoy esperando a la decisión que tome el partido.

¿Está tranquilo?

Muy tranquilo, porque estoy muy feliz y he estado muy feliz durante este tiempo estando afuera.

Pero extraña la alcaldía

Obviamente, porque estuve 20 años y el estar fuera no es fácil, es difícil reinsertarse. Piensa tú que me llama gente, normalmente en Colina, y resulta que en Colina de repente las puertas cerradas todas, porque soy quien soy. Entonces cuesta mucho reinsertarse en el tema legal, de gestión, pero es bonito por otra parte, me ha gustado mucho, me permite mucho tiempo y eso me hace feliz, pero obviamente tengo el bicho de la gestión local que es lo que me gusta a mí.

¿Le gustaría más en Lampa o Colina?

Bueno, conociéndome a mí, me gusta más Lampa, porque me gusta el desafío. Me acuerdo cuando llegué a la municipalidad (de Colina) que estaba ahí en la esquina donde está el Tottus, era de madera, bastante hechiza, donde habían unas palmetas que estaban sueltas y uno caminaba, lleno de perros y gatos. Cuando miro hacia atrás, me acuerdo de que estaba la dirección de tránsito, al terreno de al lado, y estaba lleno de basura y yo dije ‘en qué me metí’ y hoy día hay un edificio municipal con un parque maravilloso. Bueno de esas cosas uno se empieza a acordar y me pasa con Lampa que veo que no es como Colina hace 20 años, porque hay cosas que se han hecho.

A mí me dicen ¿qué es Colina para tí?. Es el lado más emocional de las decisiones, y es que Colina es como un hijo, y uno quiere que el hijo siga y que le vaya bien.

Lampa es un desafío, que como desafío, es mucho más interesante que Colina. Es una decisión compleja que lo tengo que resolver de aquí a fin de año, antes de octubre, y la verdad creo que va a ser lo mejor. CHH