HOGAR

Aprende ejercicios de respiración para aliviar el estrés

La crisis de la pandemia puede generar problemas de salud mental.

El encierro de la cuarentena y la incertidumbre por lo que ocurrirá han aumentado los niveles de estrés en las personas. La pandemia no solo ha generado problemas médicos a nivel orgánico, como insuficiencias respiratorias, sino que también ha provocado dificultades en la salud mental.

Por ello, los especialistas han entregado una serie de alternativas para enfrentar las consecuencias mentales que puede provocar el Covid-19. Algunas de ellas, se relacionan con la necesidad de mantener el cuerpo activo. Pese al encierro por cuarentena, los médicos señalan que es fundamental moverse. Imitar rutinas de ejercicios publicadas en Youtube, bailar y ordenar, son algunas de las actividades propuestas. Asimismo, los ejercicios de respiración también han sido recomendados por los especialistas.

La Clínica Mayo ha publicado un artículo centrado en la respiración, técnica que cataloga como una “herramienta poderosa para aliviar la ansiedad, depresión y problemas relacionados con el estrés”.

Según precisa la publicación, “en momentos estresantes la respiración consciente te permite trasladar y liberar la energía negativa en lugar de almacenarla en el cuerpo. Esto es importante, porque la energía acumulada, a menudo, se manifiesta como tensión muscular y otras dolencias físicas”. Además, recalca que el “trabajo de respiración también tiene otros beneficios, como aumentar el estado de alerta y el flujo de oxígeno, que permite que el cuerpo libere toxinas más rápido”.

Tipos de respiración

La Clínica Mayo afirma que existen dos tipos de respiración: la respiración por el pecho y la respiración diafragmática.

La respiración por el pecho se caracteriza por “utilizar los músculos secundarios de la parte superior del pecho”, ya que esta ayuda en situaciones en las que se necesite un gran esfuerzo físico. Sin embargo, este tipo de respiración no sería la más idónea para situaciones de estrés, ya que “puede provocar rigidez en los músculos del hombro y cuello, como también dolor de cabeza. El estrés crónico puede intensificar estos síntomas”.

Por ello, la institución médica recomienda la respiración diafragmática como una alternativa para aliviar el estrés, dado que este tipo de respiración es “más eficaz y eficiente y puede provocar una sensación de relajación en lugar de tensión”.

¿Cómo hacerlo?

Primero, ponte en una posición cómoda y cierra los ojos. Debes concentrarte en tu respiración. Luego, inhala profundamente por la nariz y llena tu abdomen con aire. Exhala todo el aire por la nariz.

Después, mientras realizas el ejercicio de inhalar y exhalar por la nariz, concéntrate en que el aire que inhalas llene tu abdomen y no tu pecho. Pon tu mano en tu abdomen y verifica que este se expanda mucho más que tu pecho. Enfócate: Inhala y envía el aire a tu estomago. Luego, deja que tu barriga se desinfle lentamente mientras exhalas por la nariz.

Es importante que te concentres en cómo el aire entra y sale de tu cuerpo. Haz este ejercicio durante un par de minutos al día, en distintos horarios, y bajarás tus niveles de estrés. CHH