HOGAR

¿Cómo hacer un compost en casa?

Esta es una excelente forma de reducir los desechos del hogar y ayudar al medioambiente.

El compostaje es un proceso biológico donde los microorganismos actúan sobre materiales biodegradable como son los residuos orgánicos, logrando obtener un abono natural que puede ser utilizado en el suelo para aportar micro y macro nutrientes en las plantas.

El ingeniero agrónomo del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), Orlando Herrera, explicó que “la gran mayoría de los suelos están un poco agotados, por lo tanto hay que aplicarle esos micro y macro nutrientes, y eso se logra agregando al suelo materia orgánica. Y este compost está compuesto de materia orgánica en descomposición que ahí deja fijados lo micro y macro nutrientes necesarios para el desarrollo de una planta”.

Hacer un compost en casa es muy sencillo y es una excelente forma para reducir la basura que diariamente generamos en nuestro hogares, ayudando así al medioambiente. A continuación te presentamos los mejores tips para hacer un compost en casa:

  • Lo primero es tener un compostador, un recipiente donde se van a añadir los residuos orgánicos. Si bien este puede ser comprado en tiendas, lo ideal es construir uno reciclando otros materiales que tengamos en la casa, como cajas de fruta de madera, palets de obra o una jardinera que ya no utilicemos.
  • Luego, se deben introducir aproximadamente unos 3 centímetros de tierra fértil, seguido de una capa de materiales secos como ramas y paja, que cumplirán la función de evitar que el fondo del compostador se pudra.
  • Tras esto, se deben añadir los desechos orgánicos como restos de verduras y frutas, ramitas y hojas secas de plantas podadas, residuos de máquinas de café y cáscaras de huevo. Lo ideal es que estén triturados lo más que se pueda, y que se intercalen los productos húmedos o verdes junto con los secos para generar un equilibrio.
  • El compost debe regarse de vez en cuando, ya que hacerlo muy seguido podría arruinar la mezcla, y se debe procurar que todas las capas se mantengan húmedas pero sin llenarlo de agua. Asimismo, se recomienda protegerlo de cambios bruscos de temperatura. Esto, sumado a una buena ventilación, es lo importante para tener un buen compost casero.

La clave para que esto funcione es que el compost “no puede estar sólo con las plantas, siempre tiene que haber tierra entremedio”, ya que este es el material base y el principal sostén para el crecimiento de una planta, a la cual se le pueden agregar los micro y macro nutrientes aportados por la materia orgánica, detalló Herrera.

Finalmente, se debe poner atención a cuando la mezcla tenga un color café oscuro, casi negro, su olor no sea fuerte y no presente gusanos ni trozos de material. Es en ese momento en que se debe extraer el compost del fondo del recipiente y mezclarlo con la tierra para utilizarlo como abono para el suelo y otras plantas. CHH

×