MUJER

Daniela Asenjo: La primera boxeadora chilena en disputar el título mundial en su categoría

Un empate técnico la dejó sin chances de hacer historia.

Foto: @pangui_leonaasenjo

Daniela “La Leona” Asenjo es campeona chilena y latinoamericana de peso súper mosca. Hace dos semanas peleó por el título mundial de su categoría frente a la campeona vigente, la mexicana Maribel Ramírez. Aunque el combate fue parejo, un empate técnico la llevó a no quedarse con el trofeo.

Llegar a pelear un título mundial para un boxeador o boxeadora profesional es uno de los mayores logros que puede tener un deportista en su carrera profesional, aunque a veces el destino se encarga de hacer más complicada esta meta. Este fue el caso de Asenjo, ya que el combate había sido fijado originalmente para el mes de diciembre de 2019, pero luego de cuatro suspensiones se llevó a cabo el pasado 9 de abril en el Gran Arena Monticello.

En las semanas previas a este gran combate, la deportista incluso recibió el llamado de Martín Vargas, uno de los mejores boxeadores en la historia chilena, quien le dio su apoyo para esa gran competencia pero también para la difícil trastienda que significa la carrera en el boxeo para una mujer y sobre todo en Chile.

Asenjo señala que la primera vez que llegó al boxeo tenía 15 años y le dijeron que no era un deporte para mujeres, que no entrenaban mujeres en el club donde llegué en ese entonces. De ahí para adelante mi vida ha sido siempre demostrar que sí puedo. Su carrera partió en 2012, cuando el boxeo en Chile vivía una realidad precaria.

Por lo anterior le costaba encontrar rivales e incluso aceptaba combates de kick boxing para mantenerse activa. En 2014 fue su primera gran pelea, empató con la argentina Yudica, futura campeona mundial. Y así estuvo casi dos años sin poder competir por, como a muchos deportistas chilenos les sucede, falta de apoyo económico. Ya en 2017 estuvo en un combate histórico y enfrentó a la boxeadora Mascareña en la primera disputa de un título nacional femenino, y aunque perdió, se cobró revancha más tarde.

Aunque durante la pandemia sufrió adversidades deportivas y económicas, ya que debido a alerta sanitaria mundial tuvo su gimnasio 15 meses cerrado. Perdió toda fuente de ingresos y las cuentas se acumulaban. Pero ante todo esto la boxeadora jamás pedió su ímpetu y energía, hasta que el pasado 9 de abril compitió con la campeona mundial, no ganó el trofeo pero, como señaló una vez que bajó del ring “La verdad pensé que había ganado. Quedo con un sabor amargo. Siento que hice mejor trabajo arriba, que conecté los golpes más certeros. Los jueces vieron otra cosa, mi carrera siempre ha sido así. Vamos a seguir trabajando”. CHH