ACTUALIDAD NACIONAL

En libertad y con firma mensual quedó cabo que aplastó a joven con zorrillo

El cabo habría asegurado que no vio a la víctima ni al otro carro.

Una nueva jornada con hechos de violencia se registró en la Plaza Italia, también denominada por el movimiento social como Plaza de la Dignidad.

Tras el anuncio del Intendente Felipe Guevara, que no se permitirían más manifestaciones sin las autorizaciones correspondientes, el punto de encuentro de los manifestantes fue bloqueado por efectivos policiales, lo que también generó un aumento durante estos últimos días de los enfrentamientos entre Fuerzas Especiales y encapuchados.

Además de ello, durante la jornada de este viernes se conoció un fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago, el cual restituye la potestad de Carabineros para utilizar armamento antidisturbios, lo que fue valorado por el intendente. “Es del todo razonable lo que ha hecho la Corte. Hay que entregarle a las policía todos los medios no letales posibles para poder mantener el orden público. Si a un policía se le quita las armas no letales, lo expone a usar armas de fuego, que nadie quiere usar”, dijo, mientras realizaba un balance de la jornada.

En medio de hechos de violencia ocurridos en las cercanías del metro Baquedano, se registró la imagen de un joven aplastado por dos carros blindados lanza gases, la que ha generado diversos comentarios en redes sociales, condenando la situación.

El cabo Mauricio Carrillo Castillo, quien conducía el vehículo, fue formalizado durante este sábado, bajo los cargos de cuasi delito de lesiones graves.La Fiscalía Centro Norte solicitó la medida cautelar de firma mensual, a la cual accedió el Tribunal, además de otorgar 150 días para la investigación.

Según consta en la acusación en contra del uniformado, Carrillo atropelló con un carro blindado lanzagases, conocido como “zorrillo”, al joven Óscar Pérez, de 20 años, durante las manifestaciones de este viernes en Plaza Italia.

Radio Bío Bío consignó que el persecutor informó en la audiencia que la situación ocurrió en medio de una supuesta agresión a un carabinero motorizado, a quien le quitaron su vehículo.

Fue en eso que los zorrillo circundaron la moto para que no fuera incendiada por los encapuchados y con intenciones de recuperarla, minutos en que se registró también el atropello al joven, quien sufrió lesiones graves.

El conductor del vehículo blindado afirmó en la audiencia que no vio a la víctima, ni al otro carro lanza gases.

En paralelo a lo solicitado por el Ministerio Público, el Instituto Nacional del Derechos Humanos, presentó una querella por homicidio frustrado y solicitó prisión preventiva, sin embargo, esto último fue desestimado por el Tribunal. CHH