ACTUALIDAD NACIONAL

Joven llamó al 133 simulando pedir comida para denunciar agresión sexual

Carabineros de civil se hicieron pasar por repartidores de comida.

Durante la jornada del domingo 17 de julio, Carabineros logró la detención de un sujeto de 21 años que presuntamente habría abusado de una mujer en Santiago Centro. La víctima fingió que realizaba un pedido de comida japonesa y llamó al 133 para denunciar.

Cerca de las 16:20 horas, los uniformados concretaron la detención de un sujeto de 21 años que, según informó el mayor Gorka Verde, pudo ser reconocido luego de que “la Central de Comunicaciones, Cenco, recibiera la llamada de una mujer que manifestaba haber sido víctima de una agresión sexual“.

Ante el temor de ser identificada por parte de su agresor, simula estar comprando sushi. Esto es advertido hábilmente por el personal altamente capacitado de Carabineros, para poder identificar este auxilio que existe por detrás de esta llamada simulando comprar, rápidamente dispone que personal que se encontraba en la población concurriera al domicilio“, detalló el uniformado.

En ese momento, Carabineros de civil se acercan hasta el domicilio de la víctima simulando ser repartidores de comida y detienen al presunto agresor. “Siguen el juego de la persona que estaba solicitando el auxilio, para lograr ingresar al inmueble y detenerlo“, indica el mayor Verde.

Una vez que el operativo finalizó, la joven fue trasladada hasta el Servicio Médico Legal para constatar lesiones, quien no mantenía lesiones visibles, según lo señalado por los uniformados.

El hecho se dio cuenta a la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, quien dispuso que el aprehendido pase a control de detención. Fiscal instruyó SIP, Labocar y 35ª Comisaría Delitos Sexuales para el desarrollo de la investigación. CHH