ACTUALIDAD INTERNACIONAL

Los días después del 23F para Guaidó: el futuro del líder opositor tras el fallido ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela

Opinan los expertos sobre lo que viene a partir de ahora entre el gobierno de Maduro y el autoproclamado presidente encargado.

Tras el fallido intento de ingresar suministros a Venezuela, el futuro del líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, parece ser incierto. ¿Qué le espera cuando vuelva a su país? O más importante aún: ¿le conviene volver a Venezuela?

Las dudas se generaron luego de que el Presidente Nicolás Maduro, durante la tarde del 23 de febrero, haya decidido congelar los bienes del líder opositor y prohibir su salida del país, y que aún así, en un gesto rebelde, Guaidó haya pasado la frontera hacia Cúcuta. “Volveré por el aeropuerto” aseguró Juan Guaidó durante una conferencia de prensa en Colombia, sin embargo, muchos se preguntan cómo se concretará su regreso realmente.

“¿Qué va a pasar cuando se cumplan 30 días? ¿Va a continuar con su mandato virtual? ¿Hasta cuándo? ¿Hasta 2025 también? ¿O hasta que termine en la cárcel por mandato del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela?”, advirtió el mandatario venezolano a principios de febrero, lo que ya hace a los expertos barajar la posibilidad de que al líder de la Asamblea Nacional le espere un destino fatal tras las rejas.

Eso, al menos, piensa el excanciller Heraldo Muñoz: “Posiblemente el Gobierno quiera aplicarle irregularmente la ley, del mismo modo que cuando le dijeron que tenía arraigo”, afirmó este domingo.

Opinan los expertos

En tanto, en la escena internacional, algunos expertos especulan sobre la figura incierta del líder opositor.

“A él le conviene volver, definitivamente” opina Guillermo Holzmann en Emol, académico de la Universidad de Valparaíso. “Si no vuelve, su liderazgo se va a ir disminuyendo con el tiempo”.  Asimismo, agrega que el mismo grupo opositor conjeturaba que el ingreso pacífico de ayuda humanitaria “iba a generar división en las FF.AA., una presión insostenible desde el punto de vista social para Maduro y, en consecuencia, su renuncia, y ninguna de esas cosas pasó”, lo que cambia el panorama general. Ahora bien, “Lo que sí sucedió fue que se mostró la represión, se evitó el ingreso y se reafirmó que el régimen de Maduro tiene una característica concreta de gobierno totalitario. En esa perspectiva, Venezuela queda como la Cuba del siglo XXI”, concluye. Por esto, será clave la reunión del Grupo de Lima en Bogotá durante este lunes, pues se probará su liderazgo “a nivel internacional” dice, dependiendo de la cohesión y unidad que demuestren en el evento. Tendrán que “poner sobre la mesa nuevas opciones políticas y diplomáticas, dado que todos los países, incluido Chile, no están a favor de una intervención militar”.

En relación a esto, se pronunció la Unión Europea vía Twitter esta mañana, pidiendo evitar una intervención militar en el país petrolero y las acciones violentas contra la población venezolana. También pidió que se permita el ingreso de ayuda humanitaria para evitar tensiones como las del pasado sábado.

Por su lado, Samuel Fernández, académico de la Universidad Central, aseguró que ya el hecho de que el presidente de la Asamblea Nacional sea una “figura apoyada por una cincuentena de países como el presidente encargado legítimo en contra de Maduro es un avance muy significativo desde el punto de vista internacional”. Agrega que “Si comparamos por un lado a Maduro y su reacción violenta, llena de insultos, y casi con un espectáculo, bailando, mientras daba la orden de que reprimieran el ingreso de la ayuda, con Guaidó, que lo hace de manera pacífica, ofreciendo una amnistía, defendiendo la democracia y la protección de los Derechos Humanos, creo que contrasta por sí solo”, afirma.

Ahora bien, tal como señala Heraldo Muñoz, efectivamente la figura de Guaidó queda debilitada por el intento fallido de ingreso de suministros a Venezuela, por tanto, lo que viene ahora resulta clave para saber en qué resulta la crisis venezolana. “Las FF.AA. a las que hizo un llamado para que dejaran a Maduro no lo hicieron, y el régimen de Maduro sigue aferrado al poder” aseguró a Canal13, agregando que debiera encontrar la forma de reingresar a su país, dado que sus subrograntes no cuentan con suficiente apoyo: “Reduciría su capacidad de movilizar y de generar apoyo internacional si él estuviera en Colombia”, concluye.

Sobre el futuro en la cárcel para Guaidó, si bien no es descartado como una movida de Maduro, los expertos los ven como sumamente perjudicial para el gobierno: “Asume una responsabilidad mucho mayor” opina Muñoz, “porque un presidente encargado que es reconocido por más de 60 países y que es encarcelado, enciende mucho más la situación y eleva la presión”.

En esto, Holzmann coincide: “Se transformaría en mártir o víctima. Él no es solamente el líder de la oposición: es el presidente de la Asamblea Nacional. Esa legitimidad es la que le da el peso específico a Guaidó y por esa misma razón no puede quedarse afuera. Desde el punto de vista político, su fin debe ser lograr ingresar a Venezuela y lograr mantener esa cohabitación, que es una permanente presión sobre Maduro” asegura.

Por su parte, Fernández asegura que sería un “gravísimo error” de parte de Maduro. “Estaría traspasando un límite que los países que lo apoyan no permitirían”, consigna, ratificando que no ayudaría su causa. CHH

×