ACTUALIDAD NACIONAL

Ministra Pérez vincula al PS con el narcotráfico y además afirma que proyecto de reducción de horas laborales del PC es “malo y populista”

Las declaraciones de la vocera de Gobierno generaron polémica a nivel parlamentario durante la jornada.

Durante la tarde de este lunes, la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, se refirió al debate que se ha generado respecto al proyecto de Ley que busca reducir a 40 horas semanales la jornada laboral y también habló sobre la posible acusación constitucional que realizaría el Partido Socialista en contra de la ministra de Educación, Marcela Cubillos.

Sobre el tema de la jornada laboral, la ministra Pérez manifestó que “el proyecto del Partido Comunista es malo y populista, viola la Constitución y destruye empleos”. Luego agregó que desde el Gobierno velarán por iniciativas responsables y que sean apegadas a “la ley y la Constitución, que reduzcan los horarios de trabajo porque creemos que la familia es lo más importante que tenemos que cuidar y para eso tenemos que compatibilizar y conciliar el trabajo con la familia, el esparcimiento con la cultura y el deporte”.

La ministra de la Segegob, señaló que en este sentido violar la carta fundamental es una mala idea, ya que representa lo “que juraron y respetaron cumplir cuando se juramentaron como diputados, como parlamentarios. No es un buen camino”.

En la misma instancia, tomó algunos minutos para referirse a la acusación que quieren presentar senadores del Partido Socialista en contra de la titular de Educación, a lo que respondió que “uno solamente puede hacer una reflexión, una reflexión a compartir con los chilenos: ya no tienen pudor, no tienen pudor para tratar, a través de esta acusación, de ocultar lo que todos los chilenos queremos saber, qué relación tiene el PS con el narcotráfico”.

Sus palabras indignaron a los parlamentarios del sector, de hecho el senador Carlos Montes, dijo que “la vocera ha agredido a los parlamentarios socialistasa los senadores, a los diputados y también al partido”, y en consecuencia acordaron “suspender el diálogo con el Gobierno mientras no clarifique sus dichos, mientras la vocera no dé los fundamentos y si los tiene que los entregue a la justicia”, sentenció. CHH