ACTUALIDAD NACIONAL

Región del Biobío: Vecinos realizan velatón y marcha por desaparición de Tomás Bravo

Paralelamente, la familia del menor denunció que ha recibido amenazas por la presunta responsabilidad en la desaparición del niño.

Este miércoles por la tarde, y a una semana de la desaparición de Tomás Bravo -el menor de 3 años cuyo rastro se perdió el miércoles 17 de febrero en una zona rural de la comuna de Lebu-, los vecinos de la provincia de Arauco, en la Región del Biobío, realizaron una marcha y una velatón en el sitio en donde el niño fue visto por última vez.

Desde el momento en que desapareció el menor, las autoridades nacionales se han abocado a su búsqueda, en un operativo al que también se han sumado expertos en diversas materias, un avión de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) y equipos especializados en búsquedas nocturnas.

Asimismo, ha habido una amplia campaña comunicacional, en donde la Policía de Investigaciones (PDI) ha solicitado a la ciudadanía cualquier información que pudiese aportar sobre el paradero del pequeño.

Cabe destacar que el fiscal a cargo del caso, José Ortiz, comentó ayer que las personas que inicialmente ayudaron a buscar indicios de Tomás “destruyeron el sitio del suceso” de manera accidental, razón por la cual el trabajo ha sido más difícil para las autoridades.

Asimismo, el persecutor aseguró que la investigación sobre el menor es será de carácter reservado durante 40 días, “a fin de evitar la contaminación y evitar levantar teorías o castillos de arena que puedan dificultar más aún, después de todas las dificultades que hubo al inicio, con la alteración del sitio del suceso”.

Pese a esto, el fiscal ya ha detallado que existen cuatro líneas investigativas en relación al caso y que una de ellas estaría relacionada con un posible accidente de tránsito, por lo que la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito, SIAT, de Carabineros se sumó al operativo.

Familia de Tomás

Ayer, la familia materna del pequeño denunció públicamente que sus vecinos los han amenazado, debido a su presunta participación en la desaparición del niño, a pesar de que las autoridades no hayan estipulado que sean imputados.

Por esto, la abuela materna, la madre y el tío abuelo de Tomás -quien fue la última persona en ver al menor- se encuentran bajo resguardo policial. “La gente poco a poco comprenderá que nosotros no tenemos nada que ver. Ni siquiera nos hemos preocupado de eso, porque nuestro objetivo es encontrar a Tomasito. No somos personas malas y no estamos relacionados con la desaparición”, afirmó Elisa Martínez, la abuela, ante la prensa.

“Hemos colaborado, la familia está unida orando. Confiamos mucho en Dios y toda la información que nos llega se la damos a los investigadores. Pido a todos aquellos que saben algo que no tengan miedo de informarle a la PDI o a la Fiscalía. Todo sirve, nada se descarta”, sentenció la mujer. CHH