ACTUALIDAD NACIONAL

Rincón y Walker anuncian proyecto de reforma que permite un nuevo plebiscito si gana el Rechazo

Los senadores recalcaron que si gana dicha opción “no nos vamos a quedar con la Constitución actual”.

Durante la jornada de este martes 26 de julio, los senadores de la Democracia Cristiana, Matías Walker y Ximena Rincón, presentaron una reforma para continuar con el proceso constituyente, si la opción Rechazo se impone en el Plebiscito de Salida del 4 de septiembre.

Conforme al artículo 142 de la Constitución vigente, se estable que en caso de ser rechazada la propuesta redactada por la Convención Constitucional se mantendrá la actual Carta Magna que data de 1980.

Pese a esto, los senadores falangistas plantean una iniciativa que “si la cuestión planteada al electorado en el plebiscito ratificatorio fuere rechazada, el Presidente de la República, en el plazo de 30 días, deberá enviar al Congreso Nacional un proyecto de reforma constitucional”.

De esta manera, la reforma propuesta deberá “plebiscitar los mecanismos de continuación del procedimiento para elaborar una nueva Constitución de la República, adecuando las disposiciones a dicho efecto”. Así, el proyecto deberá ser aprobado por el Congreso en un plazo no mayor a 60 días.

Según detallaron los senadores, el objetivo de esta iniciativa es entregar certezas a la ciudadanía respecto a que el proceso constituyente continuará en el caso de que el Rechazo se imponga en el próximo Plebiscito.

Cuando se insiste en señalar que los que estamos por el Rechazo lo que queremos es dejar la Constitución vigente como la Constitución, nos parece claro y fundamentar que no es así. Y qué mejor manera de garantizarlo que con esta reforma constitucional que permita continuar el proceso”, indicó Rincón.

Asimismo, la senadora hizo un llamado al “Gobierno y a todos los del Apruebo” a que “digan hoy, no después, qué temas son los que están dispuestos a cambiar”.

Rincón explicó que el proyecto de reforma “señala que el Presidente de la República, en un plazo de 30 días, tiene que mandar la reforma constitucional con los mecanismos a plebiscitar. ¿Por qué? Porque nos interesa que el Presidente sea parte de esto, porque nos interesa que la ciudadanía decida, porque creemos que es fundamental continuar con el proceso constituyente”.

Por su parte, Walker complementó con que “lo hemos dicho, lo hemos reiterado, en caso de ganar el Rechazo, como lo sugieren todas las encuestas de opinión pública, no nos vamos a quedar con la Constitución actual, nos vamos a dar una nueva oportunidad como país para tener una nueva y buena Constitución”. CHH