ACTUALIDAD LOCAL

Trabajadores del sindicato del Colegio Santa María de Guadalupe de Colina realizan huelga

Acusan que desde el año 2018 las funcionarias no han recibido delantales, entre otras problemáticas.

A partir del miércoles 20 de octubre los trabajadores y trabajadoras del sindicato nº2 de la Fundación Mano Amiga, perteneciente a la congregación Legionarios de Cristo, se encuentran en huelga con la finalidad de pedir mejores condiciones laborales. Estos funcionarios desempeñan laborales los colegios Santa María de Guadalupe en Colina y San Juan Diego de Recoleta.

El sindicato está compuesto por 42 personas, entre ellas profesores, administrativos, personal de aseo y asistentes de la educación que trabajan en los establecimientos. Durante esta jornada en el colegio Santa María de Guadalupe, ubicado en La Inmaculada Concepción 0519 en Colina, se realizó una actividad para alumnos y apoderados con baile entretenido y personajes infantiles.

En conversación con Chicureo Hoy, la presidenta del sindicato, Ana María Gaete, señaló que en el caso del colegio Santa María de Guadalupe las funcionarias “desde el año 2018 no reciben un delantal, que es parte del uniforme (…) Y sobretodo ahora, en este tiempo donde estamos afectados con esta situación de salud, es súper necesario que nosotros podamos contar con lo mínimo que son nuestros uniformes”.

También explica que la secretaria del colegio debe utilizar su teléfono celular personal para realizar sus labores como llamar a apoderados. “Nuestras demandas principalmente parten por el reconocimiento de reajuste salarial para todo el personal no docente y que también se nos generen recursos fundamentales para desarrollar nuestras funciones”.

Hasta el momento no han recibido respuesta a sus peticiones, sin embargo, el día de hoy recibieron un llamado de la Inspección del Trabajo donde se les pidió una reunión para negociar. “Respondimos que sí porque nuestra intención es que todos sepan que siempre hemos estado dispuestos a negociar, sin embargo, es la empresa la que se ha reído en nuestra cara y no quiere ceder en nada”, detalló Gaete.

Asimismo, acusó que la dirección del colegio ha enviado comunicados y mails a los apoderados señalando que los trabajadores movilizados son una amenaza para los alumnos, sin embargo, estos se han pronunciado a favor de los funcionarios y de su petición por mejoras laborales.

Junto con esto, aseguró que desde el inicio de la huelga “la fundación ha reemplazado nuestros cargos, ha traído personas externas para que cubran nuestros puestos”, tanto en el caso de los docentes como de todos los funcionarios del colegio. CHH