ACTUALIDAD LOCAL

Vuelven las encerronas a la 7b: Vecino de Colina relata los detalles de lo que vivió junto a su familia

Entre los pasajeros se encontraba una menor de 5 años la cual no podían sacar desde su silla.

Foto: Referencial Chicureo Hoy

Durante la noche de ayer, cerca de las 21:30 horas, se registró una nueva encerrona, donde el conductor del vehículo robado fue golpeado por los delincuentes armados.

El conductor, Mario, señaló en conversación con Chicureo Hoy que el hecho ocurrió cuando se trasladaba en su vehículo Ford Explorer acompañado por su suegra, su sobrina de 22 años, y la hija de esta, que tiene 5 años, por lo que iba en una silla para bebés.

El hecho ocurrió cuando se movilizaban desde la comuna de Recoleta hacia Ayres de Chicureo por la autopista Vespucio Norte en dirección al poniente, momento en que tomó la salida 7b en dirección a la autopista Los Libertadores.

“A lo que entro a esa salida un vehículo rojo, creo que era una camioneta Mazda, se me pone adelante (…) y en la bajada los tipos detienen la camioneta, yo pensando que había quedado en pana o algo, y yo de forma brusca freno y toco la bocina para que avanzaran”, detalló.

“En lo que toco la bocina ahí se bajan cuatro tipos con pistola en mano y ahí empieza todo, nos empiezan a gritar, a decir garabatos, que bajáramos”, agregó, señalando que los delincuentes estaban a rostro descubierto, por lo que se pudo percatar que tenían entre 18 y 20 años.

Tras bajarlos de la camioneta, Mario indicó que lo más complicado fue sacar a la menor de la silla de bebé donde se encontraba. “Mi sobrina se hinca atrás de la camioneta para poder desabrochar a la niña, y estos tipos a toda costa querían arrebatar a mi sobrina, sacarla del pelo rápidamente y finalmente llevarse a la niña. Entonces lo que hago yo es ponerme como muralla en la puerta esperando que mi sobrina sacara a su hija y ahí me empezaron a dar con la pistola en la espalda”.

Mario contuvo los golpes de los delincuentes hasta que finalmente su sobrina logró sacar a la menor de la silla. Aseguró que los sujetos tenían intenciones de llevarse a la niña junto con el vehículo, ya que este estaba en marcha cuando lograron sacar a la pequeña. “Todo el rato, a todos nos apuntaban en la cabeza, a mi suegra, a los más chicos, a todos nos apuntaron con armas”, explicó.

Tras esto, dos de los cuatro delincuentes se subieron al vehículo robado para darse a la fuga en dirección hacia Colina y luego salir de la autopista por la primera salida hacia Huechuraba, ya que de acuerdo al registro realizado por Carabineros el vehículo no pasó por otros pórticos de la vía.

El hecho le provocó hematomas en la espalda a Mario, ya que fue golpeado con el mango de las armas, mientras que respecto a sus acompañantes “todavía están en shock, a ratos se ponen a llorar, están muy nerviosas (…) queda una sensación muy vulnerable, de agresión, de haber sido ultrajado”.

Mario señala que los sujetos se robaron la camioneta con todas sus pertenencias y documentos, y que él no puso resistencia ya que privilegió resguardar la seguridad de su familia. Además, indicó que los delincuentes tenían las manos y sus armas ensangrentadas al momento del asalto, por lo que presuntamente ya habían cometido otro ilícito.

Tras lo ocurrido, quedaron botados en la vía, ante lo cual un conductor que transitaba por el lugar les ofreció ayuda y los llevó hasta la Tenencia de Carreteras de Colina, donde realizaron la denuncia y Carabineros puso orden de encargo del vehículo a nivel nacional.

Finalmente el afectado hizo un llamado a reforzar la seguridad, afirmando que “existe un descontrol que hasta las autoridades se han visto sobrepasadas”, y agregó que “yo lo pensé hoy con mi familia, de tomar a mi esposa a mis hijos e irme del país”. CHH