ACTUALIDAD LOCAL

Cabras y ovejas mueren en Peldehue tras intoxicarse con basura que dejan visitantes en el lugar

Autoridades de Colina y crianceros de la zona hicieron un llamado a las personas a cuidar el lugar.

Una compleja situación están atravesando los vecinos de la zona de Peldehue, en Colina, luego de que un grupo de ovejas y cabras murieran tras haber comido bolsas de basura que turistas dejan tras subir los fines de semana a hacer paseos o almuerzos en el sector cordillerano.

Lo anterior comenzó a informarse el pasado 10 de julio, indicó el encargado de la Oficina Agrícola de la Municipalidad de Colina, Carlos Tellería, a Chicureo Hoy, quien señaló que en esa fecha “tuvimos el primer informe de que habría varias ovejas que habían muerto envenenadas por basura y por comer pan”. Según explicó, hubo dos escenarios que se juntaron; por un lado, los animales comieron los desperdicios que dejan personas que suben a los cerros, y por otro lado, sin saberlo, un productor agrícola del sector alimentó con pan a sus ovejas. A este último, precisó, “se le murieron 15 ovejas en total” por ambos hechos.

En cuanto al los turistas que hacen paseos en la zona cordillerana, Tellería afirmó que “botan distintas cosas, y como hay sequía, y poco pasto, las ovejas y cabras, que son animales rumiantes, comen bolsas de basura y se envenenan y mueren”.

En esa línea, destacó que estas no murieron por falta de agua. Esto, considerando que durante la noche de ayer miércoles se difundió información en redes sociales que indicaba que los animales habían fallecido por esa causa.

Sobre esta información, Nelly Reyes, criancera del sector de Peldehue, señaló a Chicureo Hoy que “nos llamó la atención la publicación, porque en realidad las ovejas murieron hace días atrás y no por un tema del agua”. Por lo anterior, afirmó que “no estamos en contra de grupos que entreguen información real, que ayuden a la gente que aprenda sobre el medio ambiente y que recoja su basura, pero cuando eso se hace con una doble intención, y sin averiguar primero, es un problema”.

Además, comentó que la información afectó nuevamente al criancero que perdió sus animales, “él tuvo que repetir todo el proceso que ya había vivido, y ha sido muy fuerte tener que repetirlo”, lamentó Nelly.

Contaminación en los cerros

La criancera indicó que el problema de la basura no es algo nuevo en el lugar, detallando que “cuando viene gente a hacer picnics, asados o a pasear los fines de semana dejan mucha basura colgada, como en este caso, que dejaron bolsas colgadas a los árboles”.

De acuerdo a Nelly los perros asilvestrados del lugar rompieron las bolsas, y las ovejas y cabras que pastorean en el lugar se las comieron, lo que produjo un problema grave de intoxicación y murieron”.

La criancera del lugar contó que el dueño de los animales, al ver que no volvieron a casa, salió al campo a buscarlos, y en el campo los encontró sin vida. “Lo más terrible de todo es que varias habían parido recién, por lo que ahora no hay de dónde sacar leche para darle a las crías, y si no tiene una forma sustituta, las va a perder también, lo que es muy trágico porque los pequeños crianceros viven de sus animales”, afirmó.

Finalmente, sobre las visitas de turistas a los cerros, Nelly afirmó que “para nosotros no es molesto que la gente suba, porque es un terreno del Ejército y administrado por el Ejército, y la gente tiene derecho a salir y a recrearse, de hecho a nosotros también nos ayuda porque a la vuelta compran huevos, pan amasado o quesos, pero solo queremos que tomen conciencia y que entiendan que tienen que llevarse su basura del lugar”.

Lo mismo indicó el encargado de la Oficina Agrícola de Colina, quien señaló que “lamentablemente tenemos que enseñarle a la gente y difundir que los turistas no pueden dejar la basura, porque este es un problema medio ambiental, hay un exceso de basura en la precordillera, y eso está afectando la producción de estos pequeños ganaderos”. CHH

Imagen de basura en el lugar. Septiembre de 2020.