ACTUALIDAD LOCAL

Municipalidad de Colina por proyectos sobre “cota mil”: “Para retomar las obras deberán someterse al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental”

El municipio, por medio de un comunicado, aclaró dudas con respecto al dictamen de Contraloría, donde se afirmó que los proyectos en Áreas de Preservación Ecológica están en zonas de protección oficial.

Durante la jornada de este miércoles, el alcalde de Colina, Mario Olavarría, publicó un comunicado en las redes sociales del municipio con el fin de aclarar su rol luego del dictamen de la Contraloría General de la República del pasado 30 de septiembre, en donde se afirmó que efectivamente “las Áreas de Preservación Ecológicas definidas en instrumentos de planificación territorial deben ser consideradas como áreas colocadas bajo protección oficial”, en el marco de cuatro proyectos que estarían desarrollándose sobre la “cota mil”, en el cordón montañoso entre Colina y Lo Barnechea.

Cabe mencionar que en enero de este año, Chicureo Hoy reveló, a través de un reportaje, una serie de denuncias que tienen relación con proyectos inmobiliarios situados en la “cota mil” del sector de Colina, una “cruzada ecológica” que tiene a vecinos, activistas y autoridades de la zona trabajando para proteger los bosques nativos de la comuna.

Los reclamos se centran en cuatro proyectos en específico: “La Cumbre”, “Hacienda Guay Guay” y “Mirador de Pie Andino” en la comuna de Colina y el proyecto “Chaguay”, que se encuentra en Lo Barnechea, todos instalados en Áreas de Preservación Ecológica según lo definido por el Plan Regulador Metropolitano de Santiago.

Las inmobiliarias a cargo de los proyectos, se excusaron asegurando que estaban en un área de preservación, pero no en una zona protegida, por lo que no tendrían que realizar un estudio de impacto ambiental, lo que efectivamente fue descartado por la Contraloría, que dictaminó que sí deben ser sometidas a un estudio.

En el documento publicado por el alcalde Olavarría, se recordó que la Municipalidad, ante las dudas sobre las exigencias de los proyectos, solicitó a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) la fiscalización, la que se dirigió finalmente a la Contraloría para aclarar el punto en cuestión.

Cabe señalar que lo anterior se logró a partir de denuncias de activistas de la zona como Gonzalo Prieto y Sergio Domeyko, quienes se reunieron con el edil para plantearle la situación.

El municipio solicitó la intervención de la SMA considerando que “la normativa general vigente impide que la Municipalidad pueda detener proyectos inmobiliarios por causa de vulneraciones a la normativa de protección medioambiental”, señala el comunicado.

Tras esto, y junto con recordar lo indicado por el dictamen del pasado 30 de septiembre, el documento se refiere a la situación en que se encuentran los proyectos La Cumbre, Mirador Pie Andino y Hacienda Guay Guay actualmente, detallando que “actualmente están sin movimiento”, y agregando que “para retomar las obras, deberán someterse al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), así como las viviendas que se emplazan en dichos proyectos, salvo aquellos que hayan sido aprobados con anterioridad al dictamen”. 

Finalmente, y tomando en cuenta las dudas e inquietudes que han surgido en relación a las Áreas de Preservación Ecológica, el municipio aseguró que “estas serán presentadas de manera oficial ante las autoridades medioambientales, promoviendo así el diálogo en la comunidad”.

Interrogante: ¿Qué proyectos pueden seguir?

En relación a lo emitido por la Contraloría, donde indica que sí pueden seguir las obras aquellos proyectos que hayan sido aprobados con anterioridad al dictamen, el activista Gonzalo Prieto, reparó en que esto supondría una interrogante a considerar.

En conversación con Chicureo Hoy, Prieto explicó que hay proyectos que ya han avanzado en su construcción, incluso algunos de ellos ya tienen casas, y en su dictamen, la Contraloría estaría aceptando que “todos aquellos proyectos que estén debidamente autorizados y en el fondo en ejecución, podrían seguir adelante”. En esa línea, se pregunta “¿qué significa estar debidamente aprobado?”.

“Chaguay no está debidamente aprobado, es más, está rechazado ambientalmente”, detalló Prieto, comentando que la pregunta que viene ahora es ¿qué proyectos van a poder seguir?”, señalando que esto puede tener que ver con que Conaf autorice un permiso sectorial para tala, o uno de aguas para poner un estanque, o una aprobación en un Estudio de Impacto Ambiental, o todos juntos. “Es una pregunta que está abierta en este minuto ya que es muy reciente, esto está generando jurisprudencia en este minuto”, subrayó. CHH