NIÑOS

Desayunos saludables: Ideas para preparar a los niños

El desayuno siempre juega un papel protagónico para tener un buen comienzo del día.

Las necesidades nutricionales de los niños de edad preescolar y escolar son mayores. Es por esto que resulta fundamental proveerles una alimentación saludable y balanceada.

El desayuno siempre juega un papel protagónico para tener un buen comienzo del día. En conversación con Chicureo Hoy, la nutricionista Gisselle Bravo sostiene que el hecho de que “los niños desayunen va a cubrir las necesidades nutricionales para el crecimiento que experimentan a esa edad. Además, ayuda en obtener energía a través de los alimentos para el desarrollo de la creatividad , esfuerzo físico e intelectual”.

Hoy en día, se vuelve fundamental generar hábitos alimenticios saludables a temprana edad para que se puedan mantener en el tiempo. “Lo importante es generar el hábito de un desayuno variado y balanceado, para que no a media mañana los niños sientan la necesidad de un gran aporte energético , que seguramente lo cubrirán en productos con alto contenido de azúcar y ácidos grasos saturados”, sostiene la especialista.

Un desayuno saludable debe contener : un lácteo (ojalá descremado), una fruta y un cereal (pan o cereal bajo en calorías). Estos alimentos aportan proteínas, calcio y energía.

-Lácteos semi o descremados: leche , yoghurt y queso. Combinados aportarán proteínas, calcio, hierro y zinc.
-Hidratos de carbono: cereales, galletas, pan. Estos alimentos ayudan en la ingesta de glucosa.
-Frutas: Alguna de estación o un zumo. Esto aporta vitaminas, ayudando al buen funcionamiento del intestino y órganos digestivos.
-Otros: Jamón, palta, entre otros.

A continuación, la nutricionista Giselle Bravo nos presenta algunas ideas de desayunos saludables para dar a los niños y fortalecer su crecimiento.

  • 1 porción de pan con jamón de pavo acompañado de un vaso de leche semidescremado y una fruta de estación.
  • 1 vaso de jugo de fruta de estación junto con una porción de pan con queso.
  • 1 yoghurt con una porción de cereales y una fruta de estación.

La especialista plantea que el horario apto para que los niños ingieran la primera comida del día es entre las 07.00 y 09.00 horas. De esta manera podrán cubrir durante el día una nutrición correcta, aportando el requerimiento nutricional apropiado para cada menor. CHH