ACTUALIDAD LOCAL

Impedir edificios de grandes alturas: Adjudican licitación para iniciar estudios de modificación del Plan Regulador de Colina

El concejo municipal de Colina entregó el estudio del proyecto a la empresa Urbe.

En junio del año 2017 fue aprobado, por la Dirección de Obras de la Municipalidad de Colina, un polémico anteproyecto que contemplaba la construcción de un edificio de departamentos de 25 pisos de altura, un cine, oficinas, locales comerciales y estacionamientos en Chamisero. En ese entonces, la iniciativa encendió las alarmas en la comunidad, y también al interior del municipio, que se vio en la obligación de aceptar el proyecto, considerando que en Plan Regulador Comunal no estipulaba un máximo de altura al interior de las ZDUC, es decir, Zonas de Desarrollo Urbano Condicionado, como lo son Chamisero, Piedra Roja, Santa Elena y Santa Filomena.

Según explicó el alcalde Mario Olavarría en conversación con Chicureo Hoy, en ese entonces, con la finalidad de la construcción del edificio no fuera una realidad, se llegó a un “acuerdo de palabra” con las inmobiliarias para que no se llegara a construcciones de más de 10 pisos, aunque recordó que en el caso de Chamisero, lo que ocurrió fue que “un terreno determinado fue rematado por la inmobiliaria y comprado por un tercero, que vio la posibilidad, y basado en interpretaciones, presentó este anteproyecto”.

A pesar de acordar con las empresas que no se presenten estas iniciativas, el jefe comunal señaló que “es un acuerdo simbólico, que puede ser transgredido ya que no hay una norma que lo limite, entonces ahí determinamos que había que actualizar el Plan Regulador Comunal en esa parte”.

Este proceso avanzó ayer jueves en el Concejo Municipal, ya que se adjudicó la licitación para realizar el estudio para esta modificación, la que fue otorgada al único oferente, la empresa Urbe. “Esta empresa va a elaborar esta propuesta, y va a dar claridad en este proceso, ya que no va a estar permitida la construcción en altura mayor a 10 pisos”, destacó Olavarría.

Asimismo, según el alcalde, este trámite podría ser más expedito que los actuales cambios que están en proceso, como la modificación que pretende que avenida Chicureo pase de ser de categoría rural a urbana, o la que busca que cambie el uso de suelo del Hospital Zona Norte, pasando de agrícola a urbano, para empezar con su construcción. “Como es una modificación al plan regulador comunal y no metropolitano, no tiene que pasar por tantos procesos y es más rápido, pero igual tiene que haber una evaluación estratégica y tiene que haber participación de la gente, así que creo que se va a demorar entre seis meses y un año”, detalló el edil.

Al respecto, el concejal Andrés Vásquez, uno de los opositores a este anteproyecto de edificio, afirmó a Chicureo Hoy que las construcciones de esta envergadura “modifican el estilo de vida y la calidad de barrio de las ZDUC, por lo que este edificio fue un punto de inflexión respecto de la discusión de las alturas en la comuna”.

Sobre el estudio licitado a Urbe, precisó que “primero se deberá entregar la imagen objetivo, es decir, la visión de los vecinos respecto del territorio en el cual ellos viven, y en esta imagen se debe establecer la altura máxima que los vecinos requieren en esta zona”, por lo que destacó que “es muy importante que los vecinos sepan que su opinión debe ser considerada en todas las ZDUC de la comuna, por lo que cuando se produzcan las audiencias públicas, las organizaciones de vecinos van a tener una opinión fundamental”.

En esa línea, Vásquez afirmó que cuando los vecinos ingresen sus observaciones, “después estas opiniones serán presentadas por el municipio al Concejo Municipal futuro que se va a constituir el lunes 28 de junio, y en base a eso los concejales van a emitir una opinión”, explicó.

Sin embargo, explicó que esta instancia de participación llegará luego de los otros pasos a seguir en la tramitación, estando primero el desarrollo del proceso por la empresa externa, luego la publicación en un diario de circulación nacional de la información sobre los períodos a través de los cuales se van a hacer las audiencias públicas con la comunidad en las que se explicará en qué consiste la modificación. En tanto, en el tercer paso, la comunidad organizada y no organizada podrá ingresar observaciones a esta propuesta de modificación al Plan Regulador.

“Mi opinión es que se debe respetar la vida de barrio, es que los vecinos tienen derecho a ver el sol y no quieren tener un edificio pegado en su patio, por lo que creo que los edificios en estos espacios no deberían superar los tres pisos”, afirmó Vásquez, quien resaltó que si no se disminuye la densidad, esto puede implicar que las alturas sean mayores, y así también el coeficiente de constructibilidad. CHH